Roban la pulsera hallada en uno de los esqueletos romanos descubiertos en Palencia

Uno de los esqueletos hallados en la excavación, y en detalle, la pulsera robada. /M. Brágimo-ICAL
Uno de los esqueletos hallados en la excavación, y en detalle, la pulsera robada. / M. Brágimo-ICAL

Los responsables de la excavación en el solar aseguran que la joya no tiene valor, puesto que es apenas cloruro por la degradación natural

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

Los ladrones ni cogen vacaciones en verano, ni respetan a los muertos, aunque sean del siglo III y no quede de ellos más que el esqueleto. Y es que, una vez que ha salido a la luz pública el hallazgo de restos romanos en las excavaciones que se están llevando a cabo en un solar de la calle Gil de Fuentes de Palencia, en el marco de la construcción de un inmueble de viviendas, los 'amigos de lo ajeno' ya han hecho de las suyas. Así, en la madrugada de ayer o la tarde noche del pasado miércoles, autor o autores desconocidos accedieron al interior del solar y se llevaron la pulsera de bronce que fue localizada en uno de los brazos de uno de los esqueletos de dos personas, probablemente relacionadas con la casa y que habrían sido enterradas en los alrededores de la misma.

Un suceso rocambolesco, desde luego, más propio de un saqueador de tumbas al estilo 'Indiana Jones' que de un 'caco' de ciudad. Pero de un saqueador un poco inculto y muy dañino, pues esa pulsera, que data de tal siglo, es apenas cloruro por la degradación natural y no tiene ni un ápice de valor material. Vamos, que no es fácil de colocar a ningún anticuario o coleccionista, salvo que le sobre el dinero y no le importe pagar por poco menos que polvo. Y es que, según comentaban ayer los responsables de la excavación , esa pulsera, que estaba engasada por la parte de arriba para su conservación, al arrancarla del brazo casi se haya desintegrado, brazo que por cierto fue hallado separado del esqueleto, fuera de la cata.

Los responsables de la excavación se acercaron ayer a la Comisaría de la Policía Nacional de Palencia para poner la correspondiente denuncia, asombrados de que alguien pueda cometer un hecho delictivo así, que ocasiona daño sin beneficio, ya que, para hacerse una idea de la pulsera, no tenía ni grabado, tal es su estado de conservación. Y tras pasar por la Comisaría, volvieron a su quehacer diario, la excavación en el solar, que se prolongará durante al menos un par de semanas y que, después de los hallazgos, se extenderá hasta un 50% de la superficie del solar, con la intención de poder localizar más restos.

Hace una semana que se hallaron estos primeros restos durante las obras que la constructora 'Palencia Promueve' está llevando a cabo en la calle Gil de Fuentes, al excavar el 10% obligatorio como refleja el Plan General de Ordenación Urbana de la capital palentina. En concreto, podía tratarse de una antigua casa romana y pinturas murales del siglo III, además de esos dos cuerpos.