Los reyes de Bélgica recorren el Camino de Santiago a su paso por Palencia

La reina Matilde, en su recorrido por las inmediaciones de Frómista. /Manuel Brágimo-Ical
La reina Matilde, en su recorrido por las inmediaciones de Frómista. / Manuel Brágimo-Ical

Felipe I y la reina Matilde de Bélgica han estado en Frómista, donde se han detenido en la esclusa del Canal

El Norte
EL NORTEPalencia

Felipe I y la reina Matilde de Bélgica recorren estos días el Camino de Santiago, al igual que lo hicieron los dos últimos años. En esta ocasión, el tramo elegido es el que atraviesa las provincias de Burgos y Palencia y que la familia real belga inició hace unos días en tierras burgalesas y prosigue durante este Jueves Santo por el trazado palentino.

Los monarcas fueron vistos hoy en Frómista contemplando la famosa esclusa cuádruple del Canal de Castilla de esta localidad, uno de los emblemas más significativos de la que es considerada como uno de las obras de ingeniería hidráulica más importantes del siglo XVIII y principios del XIX.

La familia y un grupo numeroso de amigos discurrían por el tramo palentino como si se tratase de una familia más de las que peregrinan durante la Semana Santa y es que, la discreción prima en este viaje privado de la Casa Real belga a tierras castellanas.

«El día anterior hubo mucho revuelo de gente y cuando han pasado también se ha notado su presencia por la seguridad que les acompaña, aunque ellos quieran ser muy discretos», comenta un vecino de Itero de la Vega, quien reconoce que en el municipio había gran expectación con la visita de los monarcas belgas, aunque fuera como pueblo de paso en su peregrinaje.

SLa familia real belga, acompañada de unos amigos, llegó a la provincia de Burgos el domingo para iniciar un nuevo tramo de la ruta jacobea, retomando la peregrinación que hicieron la pasada Semana Santa. De hecho, los monarcas han sido vistos en San Juan de Ortega (Burgos), donde según una vecina de la zona, celebraron una misa privada, según informa Ical.

Al parecer, la comitiva también habría entrado en la ciudad de Burgos, por su propio pie y con absoluta discreción. En la ciudad, Felipe y Matilde de Bégica, junto a sus hijos y unos amigos, habrían realizado turismo por diferentes zonas de interés de la capital burgalesa.

Recorrer diferentes etapas de la ruta jacobea se ha convertido en una tradición en la Familia Real de Bélgica, y es que Felipe y Matilde llevan ya tres años viniendo a España, acompañados peregrinos, como discretos peregrinos, recorriendo a pie el Camino Santiago Francés. Una tradición que comenzó en 2017, cuando optaron por un tramo de Navarra, mientras que el año pasado escogieron las provincias de Álava y Logroño.