El Puente de Hierro de Palencia se cortará tres meses al tráfico a partir del 8 de abril

Instalación de andamios en el Puente de Hierro./Antonio Quintero
Instalación de andamios en el Puente de Hierro. / Antonio Quintero

La restauración será el primer paso de un proyecto de mejora de los accesos al Hospital, que seguirá en verano con la construcción de la rotonda del aparcamiento

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, rechazó ayer las críticas lanzadas por el grupo municipal de Ganemos con respecto a que ha existido improvisación y falta de planificación en la apertura del nuevo aparcamiento del Hospital Río Carrión, puesto que según señaló es uno de los proyectos que se ha desarrollado bajo una mayor supervisión y control de los tiempos. Polanco señaló que no puede hablarse alegremente de retraso en la construcción de la rotonda de acceso a este nuevo aparcamiento, puesto que la tramitación administrativa que conlleva un proceso de expropiaciones es muy larga y compleja, lo que ha impedido que las obras hayan comenzado.

Pero explicó además, que no se ha querido precipitar el comienzo de las obras de construcción de la glorieta para no generar mayores perjuicios a los usuarios, puesto si se hubiesen solapado la urbanización del aparcamiento y la rotonda se hubiesen generado problemas de tráfico, lo que también ocurriría si se comienza a trabajar en estos momentos, puesto que ya está fijado el comienzo de las obras de restauración del Puente de Hierro –su nombre oficial sigue siendo Abilio Calderón– para el 8 de abril, con un plazo de ejecución de tres meses.

«Hay una planificación absoluta de los tiempos. Se trata de un amplio proyecto de mejora de los accesos al Hospital, que no solo consiste en la rotonda del aparcamiento, sino que supone una mejora general de la zona», explicó ayer Alfonso Polanco, quien anunció que el primer paso en la renovación de los accesos al Complejo Hospitalario se dará con la reforma del Puente de Hierro, cuyas obras comenzarán el 8 de abril.

Se trata de una obra completa de reparación de elementos deteriorados del puente, con repintado de toda la estructura y eliminación de los sistemas antiguos de iluminación. Debido a su antigüedad y al uso continuado de los palentinos, su imagen como estructura de corte modernista deja mucho que desear, y un vistazo permite apreciar un notable deterioro, no solo en los adornos que pueblan sus entradas y barandillas, sino en cualquiera de los rincones, en donde el óxido parece haberse hecho fuerte.

El mayor deterioro se aprecia en su parte inferior y en las pilastras de piedra. Asimismo, la moda de colocar un candado en un puente para sellar un amor también ha provocado daños en los ornamentos. los trabajos deben centrarse en la rehabilitación de las aceras, la protección con pintura del puente y la adecuación del alumbrado ornamental del mismo. Para ello, se plantean una serie de intervenciones que obligarán a que esta infraestructura quede fuera de servicio durante algunas semanas. Entre las medidas que se establecen, figura, por ejemplo, la sustitución de las chapas metálicas del suelo de la zona reservada a los peatones, puesto que debido al uso están combadas y presentan resaltos entre ellas que provocan tropezones entre los viandantes. Se colocará, así, un nuevo suelo metálico antideslizante y se actuará a lo largo de toda la estructura para reparar desperfectos.

Está prevista también la limpieza de toda la parte metálica mediante equipo de chorro de arena para eliminar totalmente el óxido y la pintura existente. Posteriormente, se pintará de nuevo y se utilizarán resinas para las reparaciones. Además, se ha previsto una intervención en las estructuras de piedra y hormigón de todo el conjunto, que se limpiarán, eliminando todas las pintadas, y se sanearán las zonas que presenten daños y humedades. La última fase de la actuación será la sustitución de los proyectores existentes, ubicados en los estribos, por modelos de tecnología LED, el cambio de las cajas de conexión y el saneamiento de toda la instalación eléctrica.

Los trabajos presupuestados en 125.000 serán ejecutados por la empresa Osepsa y obligarán a cortar el puente al tráfico durante tres meses, en los que únicamente podrán circular por esta infraestructura ambulancias y autobuses urbanos, según confirmó ayer el concejal de Obras, Facundo Pelayo.

Segunda intervención

Tras la reforma del puente, el Ayuntamiento procederá a iniciar la construcción de la rotonda de acceso al nuevo aparcamiento del Hospital Río Carrión. «Lo vamos a hacer en la época estival», recalcó el alcalde, que insistió en la importancia de que no coincidan en el tiempo dos proyectos urbanísticos en la misma zona para no causar mayores perjuicios a los ciudadanos. «El verano es una época de menor afluencia de usuarios al Hospital, por lo que hemos creído conveniente que se haga en ese momento. Además, queremos que la glorieta esté terminada cuando se cierre el aparcamiento original», indicó Polanco, quien añadió además que el proyecto no se reduce a la simple construcción de la glorieta, sino que se ha expropiado también terreno en la zona para poder ensanchar y duplicar los carriles en la zona del Camino Viejo de Villamuriel más próxima al propio aparcamiento y al Hospital Río Carrión. Las obras salieron a licitación a finales del pasado año, con un presupuesto inicial de 600.000 euro.

Pero el alcalde no quiso limitar las actuaciones de mejora de los acceso del Hospital a la reforma del Puente de Hierro y a la construcción de la rotonda, sino que hizo también un anuncio de un próximo proyecto de zona de estacionamiento en las proximidades, siempre que se detecte que hay una déficit de plazas de aparcamiento en la zona.

Anuncio electoral

Polanco ha querido dejar también meridianamente claro que esa idea de un segundo aparcamiento para vehículos en los entornos del Hospital es únicamente una propuesta que figurará en el programa electoral del PP de cara a las próximas elecciones municipales. «Quiero hablar ahora como candidato a la Alcaldía, no como alcalde, y quiero anunciar que incorporaremos en nuestro programa un aparcamiento para vehículos en las proximidades del Pabellón. Aunque antes de que se pueda hacer algo, estudiaremos si realmente hay ese déficit de plazas. Ahora tenemos un superávit porque funcionan dos aparcamientos, ya veremos qué ocurre cuando se cierre el original. De momento, hemos incluido el proyecto en nuestro programa electoral», señaló Polanco, quien no quiso precisar ni el espacio en el que podría construirse ni tampoco el modelo de gestión. «Ya veremos si es gratuito o de pago, porque hay que ver condicionantes como si se elige un terreno público o uno de titularidad privada», manifestó.