La reclamación del uso público de una iglesia de Palencia lleva la confrontación al propio templo

Momentos de tensión entre los dos grupos con el sepulcro de Don Tello, en medio. / Marta Moras

La convocatoria de una visita reivindicativa a la iglesia de San Francisco por parte de IU ha encontrado la oposición de varios feligreses y de la asociación Fernando III el Santo

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

La quietud propia de la sala en la que se ubica el sepulcro de Don Tello, en la Iglesia de San Francisco de Palencia, se ha roto esta tarde por una acalorada discusión, en la que un hombre recriminó a afiliados y simpatizantes de Izquierda Unida su presencia en el templo. El partido convocó a sus afiliados y simpatizantes a participar en una visita reivindicativa en la que se reclamó el uso de la iglesia para fines diferentes al religioso. Esta iniciativa vino motivada por la decisión judicial de no permitir a la diócesis palentina inmatricular el inmueble –por un denuncia interpuesta precisamente por IU Palencia– y encontró oposición en varios feligreses y en la Asociación Cultural Tradicionalista Fernando III el Santo.

Antes de entrar a la iglesia, los participantes en la visita reivindicativa mostraron una pancarta en la que se podía leer el lema «Iglesia de San Francisco, patrimonio público» y poco después accedieron a su interior, donde les esperaba su grupo antagonista, que les recibió con quietud y respeto. No obstante, una de esas personas contrarias a los postulados de IU comenzó a gritar. «Dios está lejos de vosotros», vociferó mientras su actitud era reprobada por muchas de las personas que rezaban arrodilladas.

El grupo reivindicativo llegó entonces a la sala en la que se ubica el sepulcro de Don Tello, donde esta misma persona protagonizó un desagradable rifirrafe en el que increpó a los convocantes de la visita y también a la prensa, que acudió a cubrir la reivindicación.

«No os entiendo. No os puedo entender. Sois 'anti-Iglesia'. ¿Qué diablos pintáis aquí?», recriminaba este mismo hombre –que no pertenecía a la asociación Fernando III el Santo y acudió a la cita por su cuenta– en un discurso que fue ganando intensidad con el paso de los segundos para acabar amenazando a un fotógrafo mientras el histórico miembro de IU Palencia, Tello Mañueco recriminaba su actitud diciéndole: «ese es el talante».

Por fortuna, el altercado quedó en anécdota y no fue necesaria la intervención de los cuatro Policías Nacionales y los dos Policías Locales que velaron por la seguridad de una convocatoria que finalizó con los convocantes saliendo del templo en riguroso silencio, mientras los feligreses rezaban el rosario.