Rebajan a dos los tres años de cárcel que le piden por apuñalar a otro joven en Palencia

Rebajan a dos los tres años de cárcel que le piden por apuñalar a otro joven en Palencia

La víctima le reprendió por pinchar las ruedas de un camión que estaba utilizando pero cuyo titular era el presunto agresor

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICO

Visto para sentencia quedó el juicio contra un hombre, S. M. B., para quien el fiscal pedía inicialmente tres años de prisión (finalmente rebajó la petición a dos años) por un presunto delito de lesiones con instrumento peligroso, después de que supuestamente apuñalara en el costado con una navaja a otro hombre, J. B. I., de 36 años, que resultó herido grave. El fiscal sí mantuvo para el acusado la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 200 metros por un periodo de cuatro años superior al de la pena de prisión impuesta, y la multa de 450 euros por un presunto delito de daños. El Ministerio Público pide además una indemnización de 2.034 euros para la víctima y de 202 euros, para Sacyl.

El suceso tuvo lugar alrededor de las 23:30 horas del 30 de marzo del año 2018 en la calle Jardines, supuestamente después de que la víctima reprendiese al agresor cuando este estaba pinchando las ruedas de un camión estacionado en esa vía y del que, curiosamente, era titular. La víctima y el agresor se conocían, ya que, al parecer, eran o habían sido socios de una empresa y mantienen disputas al respecto, hasta el extremo de que el agresor llegó a pinchar las ruedas del camión, vehículo que estaba utilizando la víctima y que tenía aparcado en ese momento en la calle Jardines.

Cuando J. B. I. se percató de que estaba ocasionando daños en el camión, reprendió a su socio o exsocio, S. M. B, y este la asestó una puñalada en el costado, de alrededor de un centímetro de profundidad, antes de huir del lugar.

Personal del Sacyl atendió a J. B. I., que fue trasladado en una UVI móvil al Hospital Río Carrión de Palencia, si bien recibió el alta médica sobre las 2:00 horas de la madrugada del día siguiente a los hechos. Tras facilitar su identidad la víctima, la Policía Nacional trató de localizar al agresor en el domicilio de un familiar, aunque sin éxito, y horas después el propio agresor se personó ante la Guardia Civil en Paredes de Nava.