850 razones para gozar de los clásicos en Palencia

Varias personas contemplan los 26 Seat 850 que aparcaron ayer en la Plaza Mayor. /Marta Moras
Varias personas contemplan los 26 Seat 850 que aparcaron ayer en la Plaza Mayor. / Marta Moras

26 Seat 850 se dan cita en la Plaza Mayor en su concentración nacional anual

El Norte
EL NORTEPalencia

No. No tienen airbag de conductor ni de pasajero, tampoco se activan solos los parabrisas cuando llueve, ni te avisan de los radares que te encuentras en la carretera, pero estos coches desatan más admiración que los últimos modelos de las marcas más punteras. Así son los Seat 850 coupé, y se pudo comprobar en la Plaza Mayor de la capital palentina, en la que 26 de estos vehículos llegaron para convertir el centro de la ciudad en un 'photo call' en el que estos clásicos del motor fueron los protagonistas.

«¿Qué hacen aquí estos coches?», se preguntaba uno de los participantes en Festival Scout organizado en la Plaza Mayor, y esa pregunta tuvo una rápida respuesta. Y es que, un precioso 850 de color rojo tenía colocado en el parabrisas un gran cartel en el que se podía leer XXIX Concentración Nacional Club 850 Coupe Spider, y eso es lo que hacían ahí esos vehículos clásicos: participar en una concentración que este año ha tenido a Palencia como sede.

Esta es la primera de estas concentraciones que se celebra en celebra el capital y reunió a coches llegados de varios puntos de España. No obstante, uno de los que más miradas atrajo fue uno de los que llegó de más cerca, el que conducía Javier Pérez, un joven palentino apasionado de los clásicos que quitó la capota de su coche para sentir el viento de su tierra en la cara. «Cuando me subo al coche, se me olvidan los problemas. Se para el mundo y solo pienso en disfrutar», explicaba Javier, que aseguró haber invertido unos 12.000 euros en su vehículo, una inversión que considera una nimiedad, ya que algo tan importante como la felicidad vale mucho más que eso.

Ricardo García Villacorta fue el maestro de ceremonias de la cita, y el presidente del Club 850 Cuope Spider, Pedro Tevar, pudo comprobar, junto a todos los demás participantes, que son muchos los palentinos que se sienten atraídos por estos coches, que cuentan con motores de 900 centímetros cúbicos pero levantan más pasiones que vehículos con el triple de potencia.