Raúl Muelas abandona la Diócesis después de veintiún años de servicio

Raúl Muelas, ayer en la Plaza de Toros. /Antonio Quintero
Raúl Muelas, ayer en la Plaza de Toros. / Antonio Quintero

Los fieles despedirán el miércoles en la Compañía al sacerdote, que ha sido excluido de los últimos nombramientos del obispo

FERNANDO CABALLEROPalencia

Tal día como ayer, 3 de septiembre, de hace 21 años, 1996, llegaba a Palencia un joven sacerdote, natural de Talavera de la Reina, donde nació el 28 de junio de 1972, como secretario del nuevo obispo, Rafael Palmero Ramos. Aunque su jefe fue nombrado diez años después obispo de Orihuela-Alicante, ese joven cura había enraizado en la Diócesis de San Antolín y decidió quedarse.

En 2013 fue nombrado vicario de la parroquia de la Virgen de la Calle y el año pasado, su administrador, pero en los últimos nombramientos del obispo de Palencia, Manuel Herrero, no figura en la nueva estructura pastoral, que supone la fusión de la Compañía con San Miguel. El párroco de la nueva unidad es Fernando Salomón y los vicarios, Donato Gómez, Julián Báscones y Aurelio Báscones.

Detonante

La exclusión de esta nómina ha sido el detonante de que Muelas haya pedido permiso al prelado palentino para abandonar la Diócesis con el objetivo de regresar a Toledo, donde ya ha mantenido contactos con sus responsables y está pendiente de destino. No se descarta que sea en su misma ciudad natal, donde residen sus padres.

La exclusión del sacerdote de los nombramientos del obispo se ha relacionado con la nueva línea ideológica de la curia diocesana palentina, más afín al sector progresista de la Iglesia que al conservador. La promoción para los principales cargos de sacerdotes vinculados al obispo emérito, Nicolás Castellanos, ha apartado a curas no alineados en esa tendencia, como Muelas, que finalmente ha optado por abandonar la Diócesis.

Raúl Muelas se ordenó sacerdote el 14 de julio de 1996 y cantó su primera misa el 21 de julio de ese año, un mes y una semana antes de llegar a Palencia. Hasta 2006 fue el secretario particular del obispo, y en los últimos once año ha sido profesor de Religión del instituto Alonso Berruguete; párroco ‘in solidum’ de San José; rector de los seminarios Mayor y Menor;miembro del Consejo Presbiteral Diocesano;miembro del Colegio de Consultores;capellán de la Plaza de Toros –ayer su fue última presencia en un festejo–; responsable de las cofradías y hermandades de la Diócesis; delegado diocesano de Liturgia y Religiosidad Popular; juez del Tribunal Eclesiástico y director de los programas ‘Iglesia noticia en Palencia’, de la Cadena Cope, y ‘El Pozo de Sicar’, de Radio María España.

Raúl Muelas, una persona culta y con con una gran formación eclesiástica y humanística, ha realizado una gran labor en la práctica de la Adoración Eucarística, que se celebra en la capilla de las Siervas de María. El sacerdote ha involucrado en este aspecto a numerosos jóvenes, para lo que se ha servido de las redes sociales.

Asimismo, el papel de Muelas en el mundo cofrade ha sido muy relevante, no solo porque ha potenciado la dimensión litúrgica de los actos penitenciales, sino porque ha sido promotor y alma del Cimbalillo, la radio cofrade que retransmite las procesiones y en torno a la cual ha aglutinado a un grupo de jóvenes de todas las cofradías que, de forma voluntaria, participan en este medio de comunicación de la Semana Santa palentina, que incluso se ha difundido fuera de la ciudad.

En la misma iglesia de la Compañía ha desarrollado una labor de impulso al templo y sus actos, rejuveneciendo la cofradía de la Virgen de la Calle y abriendo la parroquia a la vida cultural palentina.

Por todo ello, este miércoles, a las 20:00 horas, se celebrará una misa de despedida a Raúl Muelas en la iglesia de la Virgen de la Calle.