Los rádares de tramo reducen un 60% los accidentes con víctimas en CL-613 y CL-615

Un vehículo circula junto a un radar de tramo instalado en la carretera CL-613 a la altura de Paredes de Nava. /Antonio Quintero
Un vehículo circula junto a un radar de tramo instalado en la carretera CL-613 a la altura de Paredes de Nava. / Antonio Quintero

La Junta cifra en más del 70% el descenso de los heridos graves en estas vías con la puesta en marcha de esta medida

EL NORTEPalencia

El proyecto piloto puesto en marcha por la Junta de Castilla y León para evitar accidentes de tráfico en CL-613 y CL-615 ha logrado una reducción interanual (2016-2017) de un 60% en el número de accidentes con víctimas.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente puso en marcha, a través de un convenio con la Dirección General de Tráfico, un proyecto piloto para reducir la accidentalidad en estas carreteras a través de varias líneas de actuación en las que se han invertido 235.000 euros, según ha informado la Junta en un comunicado.

Una de las principales medidas consistió en pintar sobre la calzada un indicador longitudinal de color verde, paralelo a la línea de borde existente y situado dentro del carril.

Además se instalaron carteles verticales de diseño variable en la CL-613 y quince en la CL-615 para identificar los tramos donde pueden situarse controles de velocidad y se realizaron las obras para la instalación de los radares de la DGT.

Con estas medidas se ha detectado un descenso del número de accidentes con víctimas y el número de heridos graves en ambas carreteras ya que los conductores cumplen los límites de velocidad lo que supone un menor riesgo en la carretera y, en caso de accidente, que sea de menor gravedad.

Así, según los datos de la DGT, en la carretera CL-613 ha habido una reducción interanual (2016-2017) de accidentes con víctimas del 63% y una reducción del 75% en el número de los heridos graves producidos en los accidentes.

En la carretera CL-615 la reducción interanual, en el mismo periodo, ha sido del 59 por ciento en los accidentes con víctimas y del 72 por ciento en el numero de heridos graves.

En este sentido la Consejería de Fomento ha subrayado la «efectividad» de las medidas llevadas a cabo.

Además, se pusieron en marcha otras actuaciones por valor de 180.000 euros en dos tramos de la CL-615 (Palencia a Guardo) donde se despejó y taló el arbolado en las zonas de dominio público que pudieran servir de cobijo a la fauna antes de cruzar la vía y se colocaron ultrasonidos, barreras de olor y ojos rojos en hitos de arista para aumentar la atención de los animales antes de cruzar la carretera.

Por último se señalizó una zona de paso frecuente de animales por medio de barreras físicas, señalización vertical y horizontal y señalización luminosa activada por el paso de fauna.

La Consejería de Fomento decidió poner en marcha estas medidas en estas dos carreteras tras comprobar que tenían una siniestralidad elevada.

Ahora los datos «positivos» de este proyecto piloto animan a seguir trabajando en estas líneas para incrementar la seguridad vial en los tramos más conflictivos de la red de carreteras de la Junta de Castilla y León, evitar los accidentes por causas imputables a la vía y que las consecuencias sean menos graves.

 

Fotos

Vídeos