El 82% de los pueblos de Palencia depuran sus aguas

Urbano Sanz se dirige a los alcaldes./Marta Moras
Urbano Sanz se dirige a los alcaldes. / Marta Moras

La Diputación y la Confederación Hidrográfica del Duero informan a los alcaldes sobre los sistemas de depuración

FERNANDO CABALLEROPalencia

La depuración de las aguas residuales constituye unas de las mayores preocupaciones de las administraciones en el objetivo de alcanzar un medio ambiente más sano. La Diputación de Palencia ha materializado este miércoles esta preocupación en una jornada dirigida a alcaldes en el marco de una campaña de sensibilización sobre depuración de aguas residuales, que se celebró en el salón de actos del Palacio Provincial. El acto fue abierto por la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, y el comisario adjunto de la Confederación Hidrográfica del Duero, Urbano Sanz Cantalejo.

En unas declaraciones previas a la apertura de la jornada, Armisén destacó que en Palencia el 82% de los habitantes dispone de agua depurada, y recordó que «la Diputación colabora en estas infraestructuras, en función del tamaño de los municipios». Asimismo, señaló que «hay zonas especialmente sensibles, que son las áreas naturales o que tienen especial protección, que deben ser un objetivo prioritario en materia de depuración», apostilló».

La titular de la Diputación agregó que en los años 2013 y 2014 se acometieron 16 fosas sépticas para la depuración en municipios pequeños y está previsto para este año y 2019 acometer otros diez sistemas de depuración de los llamados «blandos», es decir adecuados, en función del tamaño del municipio, para el volumen de agua que genera y para la población que tiene.

Urbano Sanz Cantalejo, por su parte, reconoció que la depuración de aguas residuales es una asignatura pendiente que aún tienen algunas poblaciones. «Es importantísimo completar el ciclo del agua, desde la toma de abastecimiento, la potabilización, distribución, recogida de la re de saneamiento..., y muchas veces se que ahí, no se depura. La depuración hay que completarla también», apostilló.

Sanz destacó el apoyo de la Diputación de Palencia y mostró su confianza en que dentro de unos años todas las poblaciones de la provincia tengan solucionado el problema para devolver las aguas ya depuradas al cauce receptor, a los ríos.

La provincia de Palencia se encuentra «más o menos» en la media de la cuenca en depuración de aguas «quizás un poco por encima, pero sobre todo por la tarea que se viene haciendo estos últimos años en pequeñas poblaciones». En otras provincias no se está avanzando tanto», dijo.

El 18% de municipios que no depuran todavía sus aguas son, según Urbano Sanz, de pequeño tamaño. «Las más importantes tienen depuración. Lo que nos queda son pequeños municipios que emiten vertidos que tienen menos carga contaminante y los efectos son más limitados», explicó. «La calidad del agua de nuestros ríos con la depuración va mejorando sensiblemente», apostilló.

El coste del sistema de depuración para pueblos menores de 100 habitantes oscila entre los 30.000 y los 50.000 euros, y en las localidades de 100 a 500 habitantes –a partir de esa cifra todos los pueblos prácticamente tienen sistemas de depuración–, la cantidad varía de 150.000 a 220.000 euros, aproximadamente. Por su parte, el mantenimiento de los sistemas varía de 800 a 1.200 euros cada dos años, que es el periodo aconsejable para la limpieza del sistema de depuración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos