El popular Festival del Cangrejo de Herrera reparte jolgorio en un colorido desfile

La carroza del Centro de Iniciativas y Turismo, al estilo 'hippie'. /Antonio Quintero
La carroza del Centro de Iniciativas y Turismo, al estilo 'hippie'. / Antonio Quintero

Los jóvenes protagonizan el recorrido con 18 espectaculares carrozas elaboradas por ellos mismos

LAURA LINACEROPalencia

El color y el jolgorio han sido los ingredientes estrella en una fiesta donde la diversión estaba asegurada. La cuadragésimo octava edición del Festival de Exaltación del Cangrejo de Río deja en Herrera del Pisuerga, como cada año, una dosis de alegría en sus calles. «Es una fiesta para disfrutarla, cuanto más participes y te involucres, más te enganchará», asegura pletórico en su primer festival como alcalde de Herrera Francisco Javier Fernández.

La colaboración de los herrerenses en el tradicional desfile es una de las señas de identidad de la ciudad. El recorrido desata cada año la imaginación de los más jóvenes en la elaboración de las 18 carrozas, como se ha podido evidenciar este domingo. «El importante papel de la juventud en las fiestas de Herrera da esperanza a la localidad, porque son el futuro», constata María Teresa Arconada, vecina del pueblo.

La antigüedad del festival no reduce la implicación de los herrerenses, sino que cada año la participación es mayor. «El desfile ha cambiado mucho en los últimos años, porque cada vez los peñistas participan más. Es algo bonito que sea la juventud la que protagonice estas fiestas», afirma otra vecina, Yolanda Valbuena.

El Ayuntamiento de Herrera de Pisuerga proporciona los materiales a los peñistas y asociaciones para elaborar las espectaculares carrozas que recorren las calles. «No hay un presupuesto establecido para hacer las carrozas, va en relación con los materiales que necesitamos. Sin embargo, compartimos con otras peñas y reciclamos de años anteriores porque sabemos que es un esfuerzo económico para el ayuntamiento», subraya Carla García, integrante de la peña El Kaos.

La localidad ha multiplicado su población durante los cuatro días de fiestas, y la alegría en las calles se traduce en negocio para el pueblo. «Durante el mes de agosto, y sobre todo los días del festival, las tiendas locales lo notamos mucho», explica Inma Martínez, trabajadora en la panadería Pan y Más.

Los cientos de visitantes que deciden disfrutar de una de las fiestas más populares de la provincia de Palencia reconocen la generosidad de Herrera con los forasteros. «Es un pueblos muy hospitalario y acogedor, y enseguida te hacen partícipe de la fiesta», afirma Charo Maestro, portavoz del Centro de Iniciativa y Turismo.

La gastronomía de la ciudad forma parte de un recurso turístico, donde el cangrejo se posiciona como el líder. Los tradicionales concursos de cocina, que dan sabor también al desfile, llevan este año el nombre de Abigail Herrero, del bar Blanco y Negro, que recibió el premio del Cangrejo de Oro por su plato 'Chawanmushi', galardonado con 1.000 euros. El Cangrejo de Plata, dotado con 500 euros, fue para el vitoriano Luis Hernani.

La entrega de premios, celebrada durante el desfile, también se extendie más allá de la cocina para llegar a la innovación tecnológica. Y es que la empresa Plaspisa ha recibido el Cangrejo de Oro por su larga trayectoria laboral y la oferta de trabajo que proporciona a los jóvenes de la comarca. Asimismo, el colegio Nuestra Señora de la Piedad ha recibido un galardón por la labor educativa y el papel social que desarrolla, y en concreto por proyectos que ha impulsado para niños enfermos de cáncer y para personas amputadas con necesidad de una prótesis.

Noticias relacionadas