La Plaza de Abastos recibirá la Medalla de Oro de la Cámara de Comercio

Reunión del jurado calificador de los premios de la Cámara de Comercio. /Antonio Quintero
Reunión del jurado calificador de los premios de la Cámara de Comercio. / Antonio Quintero

El jurado ha decidido conceder también los galardones a las mejores empresas a El Horno de Ángel y Terrazos Peñalabra

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Es un referente del comercio palentino. Uno de sus principales referentes en el ámbito de la proximidad y también sinónimo de calidad para la gran mayoría de sus clientes. Y todo esto, con más de un siglo a sus espaldas, lo que, por otra parte, le provoca también algunos achaques propios de la edad, y todo ese prestigio que atesora se ve sacudido, especialmente en los últimos años, por un cierto agotamiento en su modelo tradicional de negocio.

Se trata de la Plaza de Abastos, un gran mercado de productos alimenticios, en el que carniceros, pescaderos, charcuteros o fruteros comparten un espacio y se complementan para facilitar a los palentinos el esfuerzo de llenar diriamente la cesta de la compra.

Por ello, el jurado designado por la Cámara de Comercio par la concesión de su trofeo anual, tras analizar los historiales de las empresas y entidades que concurrían a los premios en las diferentes categorías, ha decidido conceder la Medalla de Oro de la Cámara de Comercio a la Plaza de Abastos de la capital palentina.

Este mercado municipal se ubica en un edificio de carácter modernista proyectado por el arquitecto Juan Agapito y Revilla que se comenzó a construir en 1895, iniciándose la actividad comercial tres años después. El inmueble, que se sitúa en uno de los más céntricos espacios de la capital, junto al Palacio Provincial, fue remodelado profundamenten 1982 y se trata de un edificio histórico protegido. Dispone en la actualidad de 70 puestos, de los que están ocupados 54 y ofrece trabajo a unas setenta personas. El jurado ha valorado, además de su historia y la calidad y la variedad de los productos que se ofrecen, el proyecto de modernización en el que se ha embarcado en los últimos años, con iniciativas como la diversificación empresarial, la adaptación de los horarios o la venta 'on line'.

La Plaza de Abastos pertenece además a la organización comercial Palencia Abierta, por lo que participa activamente en las diferentes campañas promocionales que se desarrollan.

El segundo puesto ha recaído este año en la empresa panificadora El Horno de Ángel, que recibirá la Medalla de Plata. Se ubica también en la capital palentina, aunque inició su actividad hace 25 años en Villada. Extiende su red comercial fuera de la ciudad de Palencia, e incluso llega a lugares de Cantabria, Valladolid, Zamora o León. Utiliza unos 3.000 kilos de harina al día y aúna la producción tradicional con nuevas propuestas como el pan precocido.

Por su parte, la Medalla de Bronce ha recaído en esta ocasión en la empresa Terrazos Peñalabra, ubicada en Cervera de Pisuerga, y dedicada a la fabricación y venta de materiales de construcción.

Esta firma inició su andadura en los años 60 con la fabricación casi manual de terrazos para los suelos de las viviendas. Dio un salto notable en el año 1993 cuando se abre a la venta de todo tipo de materiales de construcción.

Menciones especiales

Los premios de la Cámara de Comercio, que se entregan todos los años, presentan además otras categorías y menciones especiales en los ámbitos de Turismo, Emprendimiento, Innovación y Especial Relevancia en la sociedad.

Así, el jurado ha decido conceder el premio de Turismo al restaurante Ajo de Sopas, ubicado en el paseo del Salón de la capital palentina.

El galardón a las empresas destinadas a la investigación, la innovación y los procesos de calidad ha sido para Sociograph Neuromárketing, dedicada a la investigación científica en los procesos de comunicación.

Además, Jadosff Ingemov, también de Palencia recibirá el premio a las nuevas empresas. Se trata de un proyecto de ingeniería dedicado al diseño, fabricación y montaje de bienes de equipo.

El último de los galardones concedidos, para empresas y entidades con Especial Relevancia en la sociedad, ha recaído este año en el Centro Tecnológico de los Cereales (Cetece, creado en 1987, vinculado a la Universidad de Valladolid, pero que funciona como un órgano autónomo que persigue fines de investigación y educativos.