La plantilla de Siro en Aguilar vuelve al trabajo tras comprobarse que no hubo fugas de gas

Fábrica de Grupo Siro en Aguilar de Campoo. /J. L. SARDINA - EL NORTE
Fábrica de Grupo Siro en Aguilar de Campoo. / J. L. SARDINA - EL NORTE

La compañía destaca la rápida actuación de los sistemas de emergencia que procedieron al desalojo de la planta hasta que los técnicos comprobaron que no había ningún escape

Julio G. Calzada
JULIO G. CALZADAPalencia

La planta del Grupo Siro en Aguilar de Campoo recuperó a primeras horas de la mañana del jueves, 8 de febrero la normalidad y la plantilla regresó al trabajo tras comprobar los servicios técnicos de la empresa suministradora y los propios ingenieros de mantenimiento de la compañía agroalimentaria que no había ninguna fuga de gas en estas instalaciones, han informado fuentes de la empresa que resalta la rápida forma en la que la dirección de la planta procedió al desalojo de la misma en torno a las 23 horas de la noche del día 7 al extenderse la alarma de que existía una fuga de gas en las dependencias de esta factoría.

Noticia relacionada

La normalidad regresó con el turno de la mañana, que puso de nuevo la fábrica en marcha y durante la jornada se ha trabajado como en cualquier otra jornada del año, indicaron las fuentes, tras comprobarse por parte de los técnicos de la firma que suministra el gas, como por los servicios de mantenimiento de Siro en Aguilar que no existía ninguna fuga de combustible gaseoso, por lo que lo ocurrido a últimas horas de la noche del miércoles puede considerarse como una alarma no confirmada.

Desde Siro se indicó que tras detectarse el olor a gas se aplicó el protocolo de seguridad, de manera que los responsables de cada sección informaron a los trabajadores de que procedieran al desalojo de la fábrica para acudir a los puntos de reunión establecidos en el exterior para este tipo de situaciones. En este sentido, también mostró su satisfacción porque el suceso haya permitido comprobar el buen funcionamiento de este protocolo de emergencia en una circunstancia en la que tampoco se han producido daños físicos para ninguna persona.

Según el relato de una de las trabajadoras del turno de noche, al que tuvo acceso Ical, el suceso de produjo poco tiempo después de iniciar la jornada laboral. «Escuchaba las voces de los compañeros y vino la encargada a avisarnos. Nos dijo que había que desalojar la fábrica y salir al punto de reunión».

Recuento de seguridad

Los empleados permanecieron en la calle durante el recuento de seguridad de la plantilla y, fue allí cuando «nos percatamos del fuerte olor a gas que había en el exterior, en el aparcamiento. Al poco tiempo fue llegando la policía y los bomberos». En el lugar, se personaron efectivos de la Guardia Civil, bomberos desplazados de Palencia y Cruz Roja. También acudieron a la fábrica técnicos de Gas Natural y de la empresa de mantenimiento de gas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos