El pintor acusado en Palencia de un delito contra la Seguridad Social asume dos años de prisión

Audiencia de Palencia. /Antonio Quintero
Audiencia de Palencia. / Antonio Quintero

Se le impone una multa de 361.275 euros, la mitad de lo que solicitaba la Fiscalía, y se le mantiene una indemnización de 180.697 euros a la Seguridad Social

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

El hombre de 49 años, L. C. C. S., que se dedica a la actividad de pintura y acristalamiento y para quien el Ministerio Público solicitaba una condena de cuatro años de prisiónpor un presunto delito contra la Seguridad Social y una multa de 722.551 euros (el cuádruplo de la cantidad defraudada), así como una indemnización de 180.697 euros (más intereses) para la Tesorería General de la Seguridad Social, ha llegado hoy a un acuerdo de conformidad en la Audiencia de Palencia, donde estaba fijado el juicio.

El acuerdo de conformidad alcanzado entre ambas partes rebaja la pena de prisión a dos años y la multa a la mitad, es decir a 361.275 euros. La indemnización para la Tesorería de la Seguridad Social se mantiene según la petición de la Fiscalía.

Según el fiscal, el acusado, para eludir sus obligaciones frente a la Tesorería General de la Seguridad Social, constituyó la mercantil Luis Carlos SL , la empresa persona física L. C. C. S. y la mercantil Pinturas Carbeser, cada una de ellas sucesora de la anterior, si bien, con la indicada finalidad, realizó una sucesión no transparente de empresas«. Mediante este entramado de empresas, según el fiscal, y entre los años 2013 y 2016 logró eludir el pago de cotizaciones por 180.637 euros.

«De este modo, con fecha 1 de enero de 1994, se constituye la mercantil 'Luis Carlos SL', siendo su objeto social pintura, revestimiento de suelos y escayola. El acusado es administrador de la misma entre los años 2013 y 2016, y desde marzo de 2011, la empresa genera deuda por impago de las cotizaciones de sus trabajadores», subrayaba el escrito del fiscal.

«Ese año 2011, y cuando la empresa cuenta todavía con capacidad económica para hacer frente a los pagos de las cotizaciones de la Seguridad Social, una vez que la Tesorería General de la Seguridad Social procede a reclamara la deuda generada por la vía de apremio, el acusado comienza a operar en la misma actividad como autónomo, contando para ello con los mismos trabajadores y medios de trabajo. En su actividad, el acusado realiza un trasvase de clientes desde la primera empresa hacia la segunda, reduciendo la facturación de la mercantil Pinturas Luis Carlos SL hasta dejarla sin recursos», apunta el fiscal.

«En 2015, y después de que en octubre de 2014 la TGSS declaró al acusado responsable de la deuda contraída con la Seguridad Social por la empresa »Pinturas Luis Carlos SL«, este constituyó la mercantil »Pinturas Carbeser SL«, con la misma actividad que las anteriores, contando con los mismos trabajadores y medios de trabajo. Asimismo, en su actividad, el acusado realizó un nuevo trasvase de clientes a esta empresa, reduciendo la facturación de la empresa física L. C. C. S. hasta su descapitalización», sostiene el fiscal. «Durante el periodo entre 2013 y 2016, el acusado no dio de baja la empresa Pinturas Luis Carlos SL, lo que le permite evitar la derivación de responsabilidad solidaria a las empresas sucesoras de esta», concluye.