Piden ocho años de cárcel para dos hombres por el accidente mortal de Villálcazar de Sirga

Piden ocho años de cárcel para dos hombres por el accidente mortal de Villálcazar de Sirga

El Ministerio Público les acusa de homicidio imprudente, lesiones imprudentes y un delito contra la seguridad del tráfico

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

El Juzgado de lo Penal de Palencia juzga el próximo día 28 a dos hombres, S. M. C. y M. A. F. F., para quienes el fiscal pide una pena de cuatro años de prisión y multa de 2.880 euros por los presuntos delitos de homicidio imprudente y lesiones imprudentes, después de que el vehículo en el que viajaban chocase frontalmente en el término de Villalcázar de Sirga con otro que conducía una mujer de 49 años, M. J. P. D. L. S., que falleció en el accidente, y un hombre de 49 años, que resultó herido grave. El fiscal acusa además a S. M. C. de un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

Los hechos se produjeron sobre las 2:15 horas del 19 de febrero de 2017, cuando, según el escrito de acusación del Ministerio Público, S. M. C. conducía un vehículo de la marca Audi, propiedad de M A. F. F., con el consentimiento de este. En el interior del coche viajaban ambos y también una mujer en los asientos traseros.

S. M. C. conducía el coche «a una velocidad excesiva» por la carretera autonómica P-980 en dirección hacia Frómista, cuando a la altura del punto kilométrico 6,516, en el término municipal de Villalcázar de Sirga, «debido a la ingesta previa de alcohol y sustancias estupefacientes», invadió parcialmente el carril contrario de forma súbita y embistió a un Renault Clio sin que la conductora, M. J. P. D. L. S., vecina de Carrión de los Condes, pudiera hacer nada, provocando la colisión frontal entre ambos vehículos.

Como consecuencia del accidente, perdió la vida la conductora y sufrió lesiones un hombre que viajaba como acompañante.

«S. M. C conducía en el momento del accidente bajo la influencia de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes. M. A. F. F. también se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas de forma voluntaria, y siendo plenamente consciente de la situación previa al accidente en la que se encontraba S. M. C., a quien había visto con sus propios ojos consumir alcohol y sustancias estupefacientes, decidió dejarle el vehículo», recoge en su escrito de acusación el Ministerio Público, que por el presunto delito de homicidio imprudente pide para ambos acusados una pena de privación de conducir por tiempo de cuatro años, y por el de lesiones imprudentes, de un año y tres meses.

La Guardia Civil investigó en su día, a través de las pruebas de ADN que se practicaron con los restos de sangre que había en el vehículo que causó el accidente, con el objetivo de determinar quien conducía el mismo.