Las personas con discapacidad se reúnen en Marcilla para fomentar la integración

Cientos de personas se reunieron en Marcilla de Campos para disfrutar del VIII Encuentro de Personas con Discapacidad./ Antonio Quintero
Cientos de personas se reunieron en Marcilla de Campos para disfrutar del VIII Encuentro de Personas con Discapacidad. / Antonio Quintero

Doscientas personas se citan en el medio rural para disfrutar de un encuentro lúdico, reivindicativo y de sensibilización

LAURA LINACEROPalencia

Cientos de personas se reunieron en Marcilla de Campos para disfrutar del VIII Encuentro Provincial de Personas con Discapacidad Psíquica. La concentración, organizada por la Asociación de Mujeres Santa María de la Cabeza, se ha celebrado ayer con la participación de las asociaciones Adismur, CAMP, Feafes y el Centro Villa San José de Palencia, además de las fundaciones Hermanos Ortega Arconada, Virgen del Llano, San Cebrián y la Fundación Personas ASPANIS. En esta ocasión, el encuentro ha contado con casi 200 visitantes, una cifra que ofrece esperanza a los organizadores del evento por el aumento de la participación con respecto a años anteriores.

El objetivo del encuentro se centra en disfrutar de un día diferente con las personas que integran las distintas organizaciones y promover la convivencia y la visibilización. «Buscamos la integración real, no solo legal, y este tipo de encuentros creo que favorecen mucho la inclusión», ha destacado la presidenta de la Asociación de Mujeres Santa María de la Cabeza, Inmaculada Estébanez.

Además, el alcalde de Marcilla de Campos, Marco Quirce Vázquez, ha destacado la posibilidad que tiene el pueblo de darse a conocer a través de estas actividades. «Son pueblos con muy poca gente joven, y la música y estas risas nos llenan de vida y nos dan cierto entusiasmo para seguir trabajando por la localidad», señaló el regidor.

Durante la jornada de ayer, se ha procedido a la entrega de diplomas de participación por las autoridades presentes en la iglesia parroquial Nuestra Sra de la Asunción. «Es un día muy especial, una jornada muy divertida con todos los amigos», ha definido el encuentro una de las integrantes de la Fundación Personas Aspanis.

En el transcurso de la ceremonia de entrega de premios, los receptores de los diplomas han querido aprovechar la ocasión para agradecer a la Asociación de Mujeres Santa María de la Cabeza, el poder contar con ellos para un nuevo encuentro. Por su parte, las organizadoras agradecieron a la Diputación de Palencia y al Ayuntamiento de Marcilla de Campos el apoyo recibido durante los ocho años en los que se lleva realizando el encuentro.

El papel del mundo rural en la faceta integradora es fundamental para conseguir una sociedad realmente solidaria. En este sentido, el alcalde de Marcilla de Campos, Marco Quirce, resaltó el compromiso del pueblo. «Es para nosotros un orgullo seguir siendo un referente en toda la provincia en lo que se refiere a este tipo de encuentros», concluyó el alcalde de la localidad.

Por su parte, la presidenta de la Diputación de Palencia, María Ángeles Almisén, apoyó la declaración del edil. «Marcilla de Campos se ha convertido en una referencia de acogimiento, solidaridad, además de compartir y de igualdad de oportunidades para todos», explicó la presidenta.

Buscando la inclusión en todas sus variantes, la presidenta de la Diputación señaló los valores que representan las personas con discapacidad. «Tenéis otras capacidades, pero unas aptitudes de las que nosotros tenemos mucho que aprender compartiendo tiempo e ilusión con vosotros», concluyó Armisén.

En este sentido, Rodrigo Mediavilla, senador del Partido Popular por Palencia, subrayó la importancia de conocer las inquietudes de estas personas para entender las habilidades que poseen. «Me gustaría poder conoceros a todos a lo largo de este día porque hemos venido a escuchar y a aprender de vosotros», añadió Mediavilla.

El tema de la concentración este año ha sido la música, un arte que motivó la alegría de los presentes en el acto. Entorno a esta dinámica se realizaron los juegos al aire libre, donde destacaron el juego de las sillas con aros, la petanca, la herradura, los discos, la cola de burro, la cuchara y una gymkana.

Finalmente, se realizó la entrega de premios a todos los participantes y más adelante, se inició la comida de hermandad. Para terminar con el acto, se inició un bingo que despertó la ilusión de todos los asistentes y se dio por finalizada la sesión con las despedidas a las distintas organizaciones.