Pasajeros, al tren y San Isidro, también

Los participantes en la romería sacan la talla de San Isidro del tren en la estación de Venta de Baños. / Manuel Brágimo

La nueva negativa de Tráfico para llevar la romería de San Isidro de Dueñas por la A-62 hace que la plataforma 'A San Isidro solo hay un camino' decida utilizar el tren como medio para llegar al Monasterio de la Trapa

El Norte
EL NORTEPalencia

Lo han vuelto a hacer. La Plataforma 'A San Isidro solo hay un camino' de Dueñas (Palencia) lleva tres años organizando una de las manifestaciones religiosas más inusuales de todas las que se celebran en el territorio nacional, y esta mañana han llevado en andas la imagen de San Isidro hasta la estación de trenes de Dueñas para protagonizar de nuevo una estampa de lo más chocante: la celebración de una romería en tren.

Eran las 9:45 horas y cerca de un centenar de eldanenses acompañaron al santo en la primera etapa de su viaje –de la parroquia de Santa María de la Asunción, a la estación de trenes de Dueñas–. El tren llegó puntual, a las 10:20 horas, y los viajeros que ya se encontraban en sus asientos no salieron de su asombro al ver como toda la comitiva entraba en el último vagón y cuatro personas trataban de meter la talla con la delicadeza suficiente para no volver a dañar a este santo viajero, que tuvo este año un viaje más placentero que el año pasado. Y es que, en la romería anterior, San Isidro voló en globo desde la parroquia al Monasterio de la Trapa, pero el aterrizaje fue más violento de lo esperado. La talla perdió varios dedos y resultó dañada en su brazo izquierdo en un incidente que se convirtió en viral, pese a que los vecinos del pueblo trataron de quitar hierro al asunto. «Yo me accidenté más que el santo el año pasado. Arreglamos la talla y está como nueva, pero a mí me dolió mucho el golpe que me llevé en el labio al aterrizar», reconoció con cierta dosis de humor Jesús Ángel Carpintero, portavoz de la plataforma.

Seis minutos tardó en llegar la romería de la estación de Dueñas a la de Venta de Baños y desde allí se portó en andas al santo hasta el monasterio de la Trapa, donde culminó este acto que tiene unos claros tintes reivindicativos. Y es que estas romerías tan originales surgen a modo de protesta por la decisión que hace algunos años adoptó la Jefatura Provincial de Tráfico y asumió la Subdelegación del Gobierno de prohibir el paso de la romería con carrozas por el tramo de autovía que une Dueñas con el desvío al monasterio de la Trapa, el mismo recorrido que llevaba décadas haciéndose sin que nunca se hubiera registrado ningún tipo de problema. «Las condiciones de la vía no han cambiado pero sí lo ha hecho el criterio del director provincial de Tráfico», explican desde la plataforma.