La parada de taxis del recinto ferial se trasladará al parque comercial Arambol en Palencia

Parada de taxis en el parque comercial Arambol. /Antonio Quintero
Parada de taxis en el parque comercial Arambol. / Antonio Quintero

La poca afluencia de usuarios en la avenida de Cataluña ha obligado a reubicarla en la avenida Brasilia

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

A las tradicionales paradas de taxis de la capital se le unirá las próximas semanas una nueva en el inicio de la avenida Brasilia con un punto fijo para cubrir las necesidades de una zona que ha crecido exponencialmente con la instalación del parque comercial Arambol y los nuevos bloques de viviendas del Sector 8. El auge de barrios como el de la Nueva Balastera ha propiciado que parte de la vida de la capital se trasladara diariamente al extrarradio, al encontrarse emplazamientos como el estadio de fútbol de La Balastera o el propio Arambol, generando en muchos momentos concretos del día embotellamientos de tráfico en la avenida de Cuba.

Por ese motivo, en mitad de la avenida Brasilia, en pleno vial, se trasladará la parada de taxis que actualmente actuaba en el recinto ferial y que era poco demandada por los propios taxistas y los usuarios de esa zona. Con esta nueva ubicación, la ciudad seguirá contando con nueve puntos (paseo San José, San Lázaro, San Telmo, Calle Mayor, el Hospital Río Carrión, las estaciones de tren y autobús, avenida Derechos Humanos y el propio emplazamiento de la avenida Brasilia).

De esta forma se cumple una de las primeras demandas de la nueva directiva de Radio Taxi, presidida por José Luis de la Fuente, quien había solicitado en el mes de marzo al Ayuntamiento de Palencia el traslado de la parada en busca de una mayor visibilidad, además de ofrecer un mejor servicio a uno de los barrios más jóvenes de la ciudad.

Esta es la noticia positiva de un sector que vive con la eterna utopía de la fusión de sus tres asociaciones. Amenazado últimamente por las VTC (aunque en Palencia no ha afectado en gran medida), los taxistas viven momentos de discordancia al estar divididos en tres colectivos que no encuentran un punto común para fusionarse y trabajar en pos de un mejor servicio para el ciudadano y la comodidad del taxista. Actualmente, Radio Taxi, Taxi Palencia y Tele Taxi conviven diariamente en la ciudad. La más mayoritaria es Radio Taxi, con 43 licencias de las 51 de la capital. Con seis licencias se encuentra Taxi Palencia, mientras que Tele Taxi trabaja solamente con dos taxistas.

En más de una ocasión estos tres colectivos, aunque trabajan bajo idénticos criterios como el mismo precio de la bajada de bandera por ejemplo, han intentado de forma infructuosa unirse en busca de la comodidad para taxistas y usuarios, aunque finalmente en ningún momento se ha llegado a un acuerdo. Los dos colectivos más minoritarios abogan claramente por la unificación, aunque reconocen que han encontrado «trabas» a la hora de llegar a un acuerdo con Radio Taxi.

«En un principio habíamos cerrado unos acuerdos, en los que pagando 2.000 euros por taxista a Radio Taxi podíamos unificarnos y utilizar todos la misma centralita, además de responder todos ante los dos números de teléfono. Cuando parecía que el acuerdo estaba cerrado, las personas con las que habíamos negociado nos dijeron que no representaban a la asociación y que todas las medidas se tenían que aprobar en junta. La sorpresa fue que finalmente terminaron aprobando un precio para entrar en Radio Taxi cercano a los 27.000 euros, una cantidad abusiva y desorbitada para todos. Incluso algún componente de esa asociación llegó a solicitar 50.000 euros», lamenta el presidente de Taxi Palencia, Porfirio Aparicio, quien cree que es una decisión para que sus componentes no pertenecieran a la asociación mayoritaria de la capital.

«Está claro que no quieren que formemos parte del mismo colectivo. Nosotros evidentemente queremos que esté unificado para comodidad de los usuarios y de nosotros, porque cumplimos con todos los servicios gracias a los esfuerzos laborales que hacemos personalmente», continúa Aparicio.

«En el acuerdo que hablamos, nosotros cedíamos nuestra emisora para que ellos también trabajaran con nuestro número, pero finalmente se torció y no hemos conseguido todavía ningún acuerdo en beneficio del sector», apuntilla Aparicio.

Por su parte, más ácido se mostró el presidente de Tele Taxi, José Ignacio Montaña, que criticó a Radio Taxi. «Evidentemente ellos no se quieren fusionar porque así no tienen que repartir la tarta en más trozos, aunque evidentemente lo justo es que todos estuviéramos en las mismas condiciones», lamenta Montaña, que se trasladó hace 9 años desde Bilbao. «Cuando hablo con algún excompañero me dicen que si somos tontos al tener tantas asociaciones y al estar desperdigados. Evidentemente le doy la razón, porque en Bilbao estábamos más unidos y eso que había un mayor número de licencias», prosigue.

Estos inconvenientes para José Ignacio Montaña se trasladan a su día a día y le obligan a echar cuentas para llegar a fin de mes. «Gracias a que tenemos cuatro clientes que conocen la situación que vivimos diariamente y que deciden venir con nosotros podemos sacar las cuentas, pero nosotros vivimos con poca afluencia de llamadas a la centralita. Por ejemplo, si llaman a nuestra emisora y estamos de servicio, podemos tardar alrededor de 20 minutos para complacer al usuario, pues no tenemos más taxistas en la asociación», lamenta Montaña, cuyo número de teléfono no aparece en los servicios municipales del Ayuntamiento al no poder constituirse como asociación al necesitar tres miembros.

Por otro lado, más parco en palabras se mostró el presidente de Radio Taxi, quien aseguró, al ser preguntado por esta polémica, que no es «un hecho noticiable y que no tengo nada que decir al respecto», concluyó De la Fuente.