El palentino que odia a los tritones

Arturo Valls y Javier San Segundo /El Norte
Arturo Valls y Javier San Segundo / El Norte

Javier San Segundo participa en 'Ahora caigo' y es eliminado con 16.001 euros acumulados y un solo rival para plantarse

RICARDO S. RICOPalencia

Seres fantásticos que forman parte del cortejo de Poseidón. Caray con la preguntita que debía contestar este miércoles el palentino Javier San Segundo para seguir con vida en el programa 'Ahora caigo' de Antena 3 y seguir con opciones de eliminar a su oponente, el valdepeñero Agustín, comercial en paro y ahora estudiante de fotografía. Pero a San Segundo se le pasó el tiempo sin poder ordenar en su mente las letras que aparecían en pantalla y formar correctamente la palabra. Fue apeado del concurso televisivo que presenta el cómico Arturo Valls cuando llevaba 16.001 euros acumulados y estaba a tiro de plantarse si daba cuenta de su rival castellano-manchego. Tritones. Por culpa de esos seres fantásticos que formaban parte de su cortejo, el dios griego de los mares, Poseidón, tragó bajo sus aguas a Javier San Segundo, aunque lo más correcto sería decir que al palentino lo que le engulló fue el agujero que se abrió bajo sus pies al correrse la trampilla.

«Lo grabé el 4 de octubre. Fue una experiencia genial», señalaba Javier San Segundo instantes después de que los espectadores vieran este miércoles el programa televisivo en el que fue protagonista. Y es que el palentino fue el primero en situarse en medio de la rueda, el primer aspirante a ganar los 100.000 euros de premio si eliminaba a sus diez oponentes, gracias a Franco Battiato y su canción 'Yo quiero verte danzar', que adivinó en cuanto sonó la música.

Presentado como emprendedor de Palencia con un proyecto literario y deportista de triatlones y jugador de baloncesto casi profesional, Javier San Segundo eliminó rápido a su primer oponente, la enfermera Lidia, con una pregunta en la que se trataba de adivinar el Puente de Brooklyn. Acto seguido, el presentador Arturo Valls comenzó a recabar datos sobre Javi Lemon, que así se hizo llamar en el programa y que comenzó hablando de Palencia como una ciudad «pequeña y desconocida, pero para nosotros la mejor, y que hasta hace poco tenía el segundo Cristo más grande del mundo, tras el de Río de Janeiro». ¿Lemon por...?, le preguntó Arturo Valls. «Hace diez años fundé el bar con más ginebras del mundo, The Lemon Society. Cuando dejé el bar, habría más de 1.100 ginebras. Ahora soy lotero, tengo la administración 'El lotero limonero' en Madrid», le respondió el palentino, antes de ir eliminando, uno detrás de otro, a seis oponentes más, aunque Rodrigo, el toledano de Yepes, le llegó a poner en una situación muy complicada a San Segundo, al dejarle sin el tercer y último de los comodines de que disponía. Menos mal que de tenis sabía muy poco Rodrigo, que no llegó a decir el nombre de Roger Federer como ganador en 2018 del Open de Australia, a pesar a que las letras que aparecían en pantalla lo ponían facilón.

San Segundo lucía una camiseta de la 'Jirafa Tolina', un diseño de la palentina Leticia Martín Diez, que se aferró a la pintura de 'mandalas' durante un largo ingreso en el Hospital Río Carrión debido a una leucemia, unos dibujos que se convirtieron en el motivo de camisetas solidarias que recaudan dinero en beneficio de la Asociación contra la Leucemia y las Enfermedades de la Sangre (Ascol). Y con ella luciendo en pantalla se enfrentó a su verdugo Agustín y a los malditos tritones, seres fantásticos que le hicieron bien la puñeta a San Segundo. Si son fantásticos, para qué narices servirán, pensará quizá.