Palencia se prepara para celebrar el séptimo centenario de la catedral

Ángel de la Torre, nuevo deán de la catedral de Palencia./Marta Moras
Ángel de la Torre, nuevo deán de la catedral de Palencia. / Marta Moras

Una comisión de la Diócesis y el Cabildo comenzará a diseñar cómo organizar la conmemoración y las actividades

FERNANDO CABALLEROPalencia

Quedan tres años, y en medio unas importantes obras de restauración, pero el cabildo de la catedral se dispone a comenzar los preparativos. Está documentado que el 1 de junio de 1321 se colocó la primera piedra de la catedral en la actual capilla de la Virgen Blanca, ante la presencia del legado pontificio, cardenal Guillaume Pierre Godin –obispo de Santa Sabina (Itialia)– y de varios prelados españoles, siendo el de Palencia Juan Fernández de Limia (1321-1325).

Hoy, 697 años después, con Manuel Herrero Fernández como titular de la Diócesis palentina, el cabildo catedralicio y la propia Diócesis se disponen a celebrar en 2021 por todo lo alto la conmemoración, siete siglos de vida litúrgica, cultural y artística, porque la catedral no solo es la sede de la cátedra del obispo, sino también un edificio que aglutina muchos siglos de historia y de arte, con manifestaciones que se remontan a la época visigótica de la cripta y se prolongan en el gótico –de la catedral románica no se conservan restos–, el renacimiento, el barroco, el siglo XVIII, el XIX, e incluso el XX con la portada de la fachada occidental, obra del arquitecto Fernando Chueca Goitia.

Todo ello y mucho más se conmemorará en 2021. Para ello, en un próximo cabildo de la catedral, su nuevo presidente, Ángel de la Torre, propondrá la creación de una comisión que comience a preparar la celebración, según ha anunciado a El Norte de Castilla. El obispo, Manuel Herrero, se implicará en este proceso, por lo que «la comisión tendrá una dimensión diocesana», según de la Torre, y su misión será empezar a estudiar qué se puede hacer y a proponer ideas, para posteriormente tomar decisiones concretas. «La idea del cabildo es organizar una programación que incluya conferencias, exposiciones, conciertos, visitas especiales, entre otras iniciativas», explica De la Torre.

Ángel de la Torre tomó posesión de su cargo el pasado 10 de febrero después de fuera elegido deán el 20 de enero por el resto de los canónigos en sustitución de Mateo Aparicio. Canónigo desde el año 2003, De la Torre asegura que ha asumido el cargo con normalidad, después de ejercer hasta ahora de secretario de cabildo, prefecto de Liturgia y archivero –mantiene estos dos últimos tras ser elegido deán–, y se muestra satisfecho por su estreno con la reciente visita del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la catedral, después de presentar en la Diputación los actos en España del Año Europeo del Patrimonio.

Nacido en Fuentes de Nava el 29 de enero de 1951 y ordenado sacerdote el 26 de junio de 1976, Ángel de la Torre ha ejercido su ministerio pastoral en la parroquia de Villada y en las de San Lázaro y San Miguel de la capital palentina, hasta que pasó a ser canónigo de la catedral en 2003. También ha sido capellán de San Telmo y delegado diocesano de Liturgia.

Entre los objetivos que se propone para estos cinco años es que todo funcione lo mejor posible. «El deán está para que se cumplan los estatutos, por lo que tengo que estar atento a todo», reconoce. Como prefecto de Liturgia que también es, Ángel de la Torre se propone que la catedral sea un «modelo para el resto de iglesias». «Modelo también de acogida, de funcionamiento y de visitas turísticas», apostilla.

Asimismo, asegura que trabajará para que la catedral tenga la máxima presencia en la sociedad palentina y en las rutas turísticas por la ciudad y la provincia. «Hay que promocionar la catedral continuamente en los medios de comunicación, tanto locales y provinciales como nacionales», asevera.

Con los últimos nombramientos del obispo, el cabildo cuenta en la actualidad con doce canónigos, una cifra que el deán considera «aceptable, teniendo en cuenta la falta de curas y las necesidades que hay de atender otras parroquias de la capital y de la provincia». «Aunque hay algunos ya mayores, sí somos suficientes, pero no es como antes, cuando los canónigos se dedicaban única y exclusivamente a la catedral. Eso ha pasado a la historia, somos pocos sacerdotes», asegura mientras rememora los tiempos en los que había ochenta canónigos en los siglo de mayor esplendor de la seo. No obstante, recuerda que cuando llegó a Palencia el obispo Manuel González, cuya obra y figura De la Torre conoce muy bien porque escribió la tesis sobre el santo de los Sagrarios Abandonados, había cuatro canónigos y ya mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos