Palencia dona 120.000 euros para dos investigaciones contra el cáncer

La presidenta de la asociación, Leonor González, entre los investigadores Juan Manual Marchante y Teresa Paíno./Antonio Quintero
La presidenta de la asociación, Leonor González, entre los investigadores Juan Manual Marchante y Teresa Paíno. / Antonio Quintero

Dos expertos ahondan en unas becas de estudios sobre el diagnóstico rápido y el mieloma

PILAR ROJOPalencia

Si hoy se parase la investigación contra el cáncer, en el año 2030, dentro de una década, una persona moriría de un tumor cada dos segundos en todo el mundo. Ésa es la faceta más negativa de un escenario que también da cabida al optimismo y a la esperanza, ya que si se mantienen los estudios que ahora se están llevando a cabo, en ese mismo año se debería alcanzar un 70% de supervivencia en los pacientes de cáncer.

Actualmente, este porcentaje en España se sitúa en un 53% y para llegar a alcanzar ese objetivo, se debe como mínimo duplicar la inversión que se realiza en investigación en cáncer. Pero el reto no es exclusivamente cuantitativo, también se defiende que esos estudios sean sostenidos en el tiempo.

Y como desde las administraciones públicas no se llega a conseguir este objetivo, las asociaciones que representan a enfermos y familiares han decidido ponerse manos a la obra e intentar aportar su granito de arena. Desde 2011, la Asociación Española Contra el Cáncer, como colectivo que aglutina la inquietud social de conseguir un abordaje del cáncer integral y multidisciplinar, ha destinado a nivel nacional 56 millones de euros a 334 proyectos de investigación. Todos han superado el cribaje de un tribunal de la propia asociación, formado por expertos, investigadores y médicos, que deciden qué estudios pueden tener más incidencia en la población.

Y entre ellos, figuran dos becas que han sido financiadas íntegramente por la Asociación Contra el Cáncer de Palencia. En total, ha concedido 120.000 euros a dos proyectos, un dinero que se ha conseguido euro a euro, con actividades, aportaciones solidarias, carreras, conciertos, cuestaciones, mercadillos... «Todo ello al margen del 18% del presupuesto global del colectivo, que se entrega a la directiva nacional de la asociación para estudios científicos que ayuden a vencer la enfermedad», explica la presidenta de la asociación, Leonor González.

El mieloma y la metilación del ADN son los argumentos centrales de estos dos proyectos que se llevan a cabo en la Universidad de Oviedo y el Centro de Investigación Contra el Cáncer de Salamanca. La primera beca que lleva el nombre de Palencia investiga la 'Inmunoterapia en mieloma múltiple: desde la investigación en el laboratorio hasta el tratamiento personalizado de los pacientes'. El dinero se ha concedido a la doctora Teresa Paíno, del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, por un importe de 100.000 euros en dos años, con posibilidad de prorrogarse. La segunda beca lleva por título 'Análisis de Metilación de ADN como marcador diagnóstico de cáncer', concedida al doctor Juan Manuel Marchante, de la Universidad de Oviedo por un importe de 20.000 euros.

Los dos beneficiarios participaron ayer en un acto de entrega simbólica de las becas organizado por la asociación palentina. Su presidenta mostró reiteradamente su satisfacción por haber logrado, haciendo hucha desde una provincia pequeña como Palencia, financiar unos estudios que pueden ser definitivos en la lucha contra el cáncer.

«El destino final del dinero lo decide la asociación a nivel nacional porque es desde allí desde donde se reparte todo el presupuesto nacional de investigación, pero independientemente del tipo de tumores que se aborde, para nosotros la satisfacción es la misma», agrega Leonor González.

La presidenta de la Asociación Contra el Cáncer en Palencia quiso ayer hacer hincapié en la implicación de la sociedad civil en la lucha contra la enfermedad. Leonor González se mostró orgullosa de la respuesta que obtiene entre los palentinos cuando hacen desde el colectivo un llamamiento a la colaboración, tanto las 2.000 personas que participan en las carreras, como la venta en mercadillos y otras iniciativas similares. «Está claro a estas alturas que esta enfermedad únicamente se puede abordar de dos formas, con la prevención y con la investigación. Además de los programas educativos y de prevención, también colaboramos en los planes de investigación, centralizados en Madrid pero en el que todas las provincias ponemos nuestro granito de arena. No dejamos de lado el cáncer infantil, al que se están dedicando ahora cinco millones de euros, y otro tipo de tumores que tienen menos prevalencia», concluye.