El obispo de Palencia se suma a las peticiones de perdón por los abusos sexuales de religiosos

El obispo de Palencia, Manuel Herrero, durante la misa de San Antolín./Antonio Quintero
El obispo de Palencia, Manuel Herrero, durante la misa de San Antolín. / Antonio Quintero

El prelado palentino recuerda durante la misa de San Antolín a los mártires cristianos y asegura que seguir a Cristo resulta difícil e incómodo

El Norte
EL NORTEPalencia

El obispo de Palencia, Manuel Herrero, en plena sintonía con las últimas intervenciones del Papa Francisco, ha utilizado la misa de San Antolín, patrón de la Diócesis de Palencia, para sumarse a la nómina de altos representantes de la Iglesia Católica que han alzado su voz contra los abusos sexuales cometidos por religiosos y ha pedido perdón y reparación para las víctimas. «Pienso en el sufrimiento del papa y de tantos cristianos del pueblo de Dios y de tantas personas de buena voluntad que se han sentido defraudados por los escándalos de sacerdotes, religiosos y religiosas, y hasta algún obispo y cardenal, por haber abusado sexualmente de menores, o por haber callado con un silencio cómplice ante el sufrimiento de víctimas inocentes. Debemos aceptar el dolor y el sufrimiento, pedir perdón y reparar como hace el papa Francisco, porque todos pertenecemos a la misma familia. No podemos tirar ni la primera ni la última piedra porque todos somos pecadores y no somos siempre testigos creíbles y veraces», ha señalado el obispo de Palencia durante la homilía del día del patrón.

En una catedral abarrotada de fieles, Manuel Herrero ha querido que sus palabras estuvieran cargadas de actualidad y se ha referido también con honda tristeza hacia las persecuciones que sufren los cristianos en la actualidad en diferentes partes del mundo, como Siria, Sudán, Nigeria, Nicaragua, Honduras o Venezuela, y señaló que los perseguidos y asesinados son tambén mártires como lo fue San Antolín en el siglo IV.

Y en un contexto de recuperación de la memoria histórica de los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y la posterior represión franquista, el obispo recordó también a los mártires palentinos que fueron asesinados en el siglo XX (la mayoría fueron asesinados por milicias republicanas durante la Guerra Civil), y en un giro de palabras indicó que «no podemos menos de hacer memoria histórica agradecida de todos ellos».

El obispo de Palencia animó también a los fieles palentinos a mantener vivo el espíritu de los mártires y a seguir, no solo de nombre, las ensenañanza de Cristo, al tiempo que aseguró que no siempre es fácil o cómodo su cumplimiento. «Fueron contra corriente, cuestionaron la sociedad con vida, no dando culto a los ídolos, no al dinero, ni al poder, ni al placer hasta convertirse en personas que molestaban, por eso fueron eliminados», ha señalado el prelado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos