Numerosos niños baltanasiegos fueron presentados a la Virgen de Revilla

Los matrimonios, con sus hijos, tras presentarlos a la Patrona de Baltanás. /Luis Antonio Curiel
Los matrimonios, con sus hijos, tras presentarlos a la Patrona de Baltanás. / Luis Antonio Curiel

Los actos religiosos continuarán durante los próximos días y mañana se celebrará la procesión de bajada de la Patrona al templo parroquial

LUIS ANTONIO CURIELBaltanás

Baltanás celebró ayer el XIV Acto de Ofrecimiento de los niños menores de cinco años a la Virgen de Revilla. Numerosos niños fueron presentados a la Patrona en una solemne Eucaristía amenizada por el coro de jóvenes. En la celebración participaron activamente los niños de la localidad, animando la liturgia mediante su colaboración con las lecturas y ofrendas.

Entre sonrisas y algunas lágrimas, los niños fueron presentados a la Virgen de Revilla y cubiertos con su manto, donado por Amelia Calleja Atienza. Además, todos los padres recibieron una estampa con la imagen de la Patrona como recuerdo de ese día tan especial. «Nos ponemos bajo la protección de nuestra Madre y pedimos al Señor la bendición para todas nuestras familias. Este acto es entrañable y especialmente emotivo», señalaron algunos padres asistentes al acto. Por su parte, el párroco de la localidad, Miguel Lobo, animó a los padres a educar a sus hijos en la fe y a colaborar con la vida parroquial en todos los momentos posibles.

Los baltanasiegos veneran de manera especial durante la novena a su Patrona, la Virgen de Revilla, que es Abogada de viajeros, navegantes y emigrantes. Este año, durante la Novena, los asistentes están reflexionando sobre las virtudes, descubriendo de este modo en la Virgen de Revilla un modelo de fe para la vida cristiana. Estas reflexiones se dirigen hacia los devotos de la Virgen, las familias, los niños, los jóvenes, los mayores, los enfermos, las peñas, las cofradías y los distintos grupos parroquiales.

Los actos religiosos continuarán durante los próximos días y mañana se celebrará la procesión de bajada de la Virgen de Revilla al templo parroquial. Ya el domingo, solemnidad de la Navidad de la Virgen María, la Patrona de Baltanás regresará a la Ermita acompañada de las Autoridades, Corporación Municipal, Cofradías, devotos, peñistas, danzantes de la localidad y la Banda de Música Comarcal de la Asociación Cultural Juvenil Baltanasiega.

Todo huele a fiesta, en un pueblo engalanado para la ocasión con numerosas colgaduras y balconeras que lucen por las calles y plazas de la localidad con la imagen de la Virgen de Revilla, Patrona y Abogada de Viajeros, Navegantes y Emigrantes.