'Mons Dei' sigue presente en Aguilar

La guía Cristina Párbole explica los detalles de los capiteles a un grupo de visitantes. /Nuria Estalayo
La guía Cristina Párbole explica los detalles de los capiteles a un grupo de visitantes. / Nuria Estalayo

El centro expositivo Rom acoge una jornada de puertas abiertas para mostrar los capiteles expuestos durante Las Edades

NURIA ESTALAYOAguilar de Campoo

Las réplicas de los capiteles creadas con motivo de 'Mons Dei' se pudieron ver ayer miércoles en el centro expositivo Rom, que celebró una tarde de puertas abiertas para mostrar al público estas obras que han sido instaladas a la entrada del museo. Las tres nuevas piezas se suman a otras dos reproducciones que ya se encontraban en este mismo lugar.

Dos de las nuevas obras son réplicas de extraordinarios capiteles que pertenecían al Monasterio de Santa María la Real y que se conservan en el MAN (Museo Arqueológico Nacional). La tercera pieza es una reproducción del capitel del desaparecido monasterio de San Pedro de Valdecal, que se encontraba junto a la localidad burgalesa de Villela, cerca de Alar del Rey y situada a 16 kilómetros de la villa aguilarense. Los guías del Rom, César del Valle y Cristina Párbole, fueron los encargados de explicar a los visitantes el origen de estas reproducciones que llegaron hasta Aguilar el pasado mes de febrero para quedarse en la localidad. Las piezas fueron depositadas por la Fundación Edades del Hombre, tras la solicitud de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

Aunque el impresionante capitel de San Pedro de Valdecal no fue mostrado en la exposición de arte sacro de Aguilar, ahora sí se puede contemplar en el Rom. Esta pieza, cuyo original también se encuentra en el MAN, representa, para algunos, el acarreo de materiales. No obstante, otros estudiosos creen que su llamativa iconografía está relacionada con la Ordalía del agua (una prueba con la que se pretendía decidir la culpabilidad o inocencia de un acusado que normalmente debía meter su mano en un cubo de agua ardiente, y el que no se quemaba, se salvaba).

'Las Tres Marías junto al sepulcro', de frente, 'La duda de Santa Tomás', a un lado, y 'La aparición de Cristo a María Magdalena', al otro, son las tres escenas que se pueden observar en una de la nuevas réplicas. «Se trata de un capitel de calidad suprema que se encontraba en la iglesia del monasterio de Santa María la Real de Aguilar, creemos que en el crucero y junto a él se hallaban otros similares con la intención de hablar a los monjes de la muerte, resurrección y triunfo de Jesús», explica el guía e historiador César del Valle.

La Ascensión de Cristo y el Apostolado es la escena que representa la réplica del otro capitel recién llegado, cuyo original se cree que también se ubicó en el crucero de la iglesia junto al anterior y al capitel del Cristo Triunfante. Una réplica de este último se puede ver asimismo en el Rom, pues allí se muestra desde sus los inicios del centro expositor, al igual que la reproducción del capitel del 'Caballero victorioso', el capitel original también se extrajo de la iglesia de Santa María la Real para ir al MAN, aunque se tienen dudas de cuál fue su lugar en el interior del templo.

Según destaca del Valle, los capiteles originales del monasterio, que se llevaron al Man en el año 1871, fueron construidos en la segunda mitad del siglo XII por canteros excepcionales que se cree que llegaron de Francia y trabajaron en los talles de San Vicente de Ávila y Carrión de los Condes.