La moldura de un edificio de la Calle Mayor de Palencia cae sobre la terraza de un bar

Bomberos y polícias locales, en la terraza del bar. /El Norte
Bomberos y polícias locales, en la terraza del bar. / El Norte

Los cascotes se precipitaron junto a varios clientes. «Si les llegan a dar los trozos, les matan», asegura el dueño del local

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

Una de las molduras de mortero armado que adornan los balcones del número 24 de la Calle Mayor de Palencia se ha desprendido de la fachada del edificio y ha caído sobre la terraza del bar Alaska. Por fortuna, no ha habido que lamentar heridos, pese a que los cascotes cayeron juntos a dos parejas de clientes que se encontraban disfrutando de una plácida tarde en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

«Si les llegan a dar los trozos de fachada que han caído, les matan», aseguraba el gerente del local, Luis Fernando Rebollo, que, pese al derrumbe, vio como su terraza se volvía a llenar poco después de que los bomberos picaran las partes susceptibles de caerse. «Ya no hay peligro de que caiga nada y los clientes han vuelto a disfrutar como si nada», añadía Rebollo, que pertenece a la tercera generación de un negocio que abrió su abuelo el día 17 de julio de 1936, un día antes de que estallara la Guerra Civil.

El edificio, sin parte de la moldura superior de uno de los ventanales, que acabó ayer sobre la terraza del bar Alaska.
El edificio, sin parte de la moldura superior de uno de los ventanales, que acabó ayer sobre la terraza del bar Alaska.

El edificio, levantado en 1923 por el arquitecto palentino Jerónimo Arroyo, es una construcción ecléctica con detalles modernistas que forma parte del catálogo de bienes protegidos del Plan General de Urbanismo. Cuenta con uno de los grados más altos de protección, lo que limita enormemente cualquier tipo de alteración de sus elementos.

 

Fotos

Vídeos