La lluvia no logra aguar la fiesta de la matanza en Dueñas

Labores de preparado del gorrino en Dueñas./Luis Antonio Curiel
Labores de preparado del gorrino en Dueñas. / Luis Antonio Curiel

La tercera edición reunió a centenares de personas que disfrutaron de una animada jornada festiva en torno al cerdo

LUIS ANTONIO CURIELDueñas

El Ayuntamiento de Dueñas (Palencia) organizó el pasado sábado su tercera Fiesta de la Matanza con gran implicación de peñistas y vecinos, que se volcaron con todos los preparativos y adquirieron más de 450 tickets para la degustación de los productos de la matanza, la sopa de chichurro y el sorteo del cerdo. «Nuestra idea es recuperar algunas de las fiestas tradicionales como San Antón, por lo que visto el éxito de las pasadas ediciones hemos apostado por organizar de nuevo la Fiesta de la Matanza, que ha contado con un importante respaldo de los eldanenses. Este hecho nos anima a seguir promoviendo este tipo de iniciativas que dan vida a la ciudad también en invierno», destacó Laura Fernández Araguz, concejala de festejos. Una Fiesta en la que la lluvia fue protagonista, por lo que la mayoría de los vecinos siguieron el ritual desde los soportales de la Plaza y desde la carpa instalada para la ocasión. Sólo los más valientes, especialmente los niños con chubasqueros y paraguas, siguieron atentos todos los detalles del ritual de la matanza.

Los actos comenzaron con la degustación de pastas, mistela, orujos y manchados que sirvieron para combatir el frío y la lluvia de las primeras horas de la mañana en una jornada que congregó a numerosos vecinos y visitantes, que se acercaron a la localidad cerrateña para disfrutar de la gastronomía palentina, el folclore de la tierra, la cultura y el arte de la iglesia parroquial de Santa María de la Asunción. Abrió la Fiesta de la Matanza el pregón a cargo de Demetrio Ramos -Morcillas Villada-, que resaltó la importancia de promover estas tradiciones para que las nuevas generaciones conozcan un poco más y mejor la historia de los pueblos.

El acto central de la jornada fueron las faenas de la matanza. Varios voluntarios colaboraron en el chamuscado y destazado del cerdo. Un ritual que fue seguido de cerca por los más pequeños, que hicieron frente a la lluvia mostrando su interés en estos ritos tradicionales y realizaron numerosas preguntas a los matarifes y a los mayores de la localidad. El rito del chamuscado y limpieza del cerdo se llevó a cabo siguiendo el método tradicional, con el quemado de la paja. Por su parte, Demetrio y David Ramos fueron explicando los distintos pasos rituales de la matanza, con gran expectación entre los asistentes. Durante el ritual se repartieron las sopas de chichurro que sirvieron para combatir la gélida mañana.

Acto seguido, la organización repartió alrededor de 450 raciones de jijas, panceta, lomo y morcilla regados del buen vino y pan de la tierra, que hicieron las delicias de todos asistentes. Una degustación que fue posible gracias a la colaboración de numerosos voluntarios de la localidad. Como colofón se sorteó el cerdo ya destazado entre todos los asistentes. Al igual que el año pasado, se partió el cerdo por la mitad para dar más emoción y que así dos familias tuvieran la oportunidad de disfrutar del animal. Además, la organización colocó una carpa de la Diputación de Palencia en la Plaza de España para que los asistentes pudieran saborear las viandas del cerdo sentados en la mesa, combatiendo el frío y la lluvia. El programa contó también con la actuación del Grupo de Danzas del Centro de Día.

La Fiesta de la Matanza de Dueñas apunta a convertirse en una de las citas clásicas del calendario festivo de la provincia, cuya pretensión es dinamizar la vida de la ciudad en la época de invierno, recuperando además fiestas tradicionales que siempre han estado vinculadas a la vida de los eldanenses.

 

Fotos

Vídeos