La limpieza de cunetas se intensifica en Palencia para frenar la plaga de topillos

Una motoniveladora limpia la cuneta en uno de los caminos de Autillo de Campos./Antonio Quintero
Una motoniveladora limpia la cuneta en uno de los caminos de Autillo de Campos. / Antonio Quintero

El consejero de Agricultura asegura que la CHD está «retirando cadáveres» de varios canales de riego

El Norte
EL NORTEPalencia

La batalla contra la plaga de topillo se está librando desde varios frentes. Tanto la Junta como la Diputación y algunos ayuntamientos de Tierra de Campos lo han escenificado hoy en el municipo palentino de Autillo, donde el nuevo consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha realizado su primera visita fuera de la provincia de Valladolid para conocer 'in situ' la dimensión de la plaga de estos roedores en los campos del sur de la provincia de Palencia.

Asaja calificó hace dos semanas la actuación de la Junta en la plaga de topillo como «irresponsable», y el consejero se ha desplazado hoy a uno de los municipios más afectados por esta explosión demográfica para dar cuenta de los trabajos que se han realizado y que se están realizando para atajar este problema, que lleva aparejados asuntos tan preocupantes como los seis casos de tularemia confirmados en Palencia y los 22 que se encuentran en estudio.

«Me parece importante que escuchemos a los agricultores de esta zona, que es crítica y que nos parece interesantísima para ver las acciones que estamos acometiendo desde el conjunto de las administraciones públicas, coordinadas desde la consejería de Agricultura Ganadería y Desarrollo Rural», explicó Jesús Julio Carnero durante su visita, en la que tanto él como la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, se encargaron de recalcar que todas las administraciones están trabajando de forma coordinada para frenar el avance de esta plaga. «Hemos visto que trabajando en equipo, de manera coordinada, podemos ser muy eficaces», aseguró la presidenta.

Las cuadrillas de la Diputación y de la Junta han intensificado las labores de limpieza de cunetas y de zonas periurbanas con la intención de que la plaga no se adentre en los pueblos, tal y como explicó ayer Armisén. «Hemos limpiado las zonas periurbanas para abordar esta plaga y, sobre todo, intentando hacer un 'cinturón' alrededor de los cascos urbanos para impedir las vías de diseminación de los roedores. Tenemos nuestro personal y nuestra maquinaria, precisamente para ello, así como nuestros equipos tanto mecánicos como humanos para la limpieza», explicó la presidenta de la Diputación.

La polémica sobre la limpieza de topillos muertos en canales de riego sigue siendo uno de los asuntos más controvertidos, ya que al ser de la red secundaria, la Confederación Hidrográfica del Duero asegura que la retirada de animales ahogados no es de su competencia, mientras que las comunidades de regantes no tienen medios para la limpieza. No obstante, el consejero apuntó que se está trabajando para salvar los problemas de competencias en beneficio del interés común. «El comisario de aguas nos ha señalado que estaba procediendo a la retirada de cadáveres y que se iban a poner en contacto con las comunidades de regantes», aseveró Carnero.

Las medidas que ya se están poniendo en marcha fueron consensuadas en la reunión del grupo de trabajo interadministrativo de colaboración en lucha integral contra el topillo campesino que se ha celebrado esta semana. El consejero destacó también que todas las administraciones estén actuando al unísono y de una forma integral. Entre las medidas adoptadas hasta el momento por las distintas administraciones están la actuación integral con medios mecánicos en las cunetas de los caminos, carreteras y vías ferroviarias para limpiar y eliminar las huras existentes; la limpieza y destrucción de huras en zonas de servidumbre de cauces, canales y acequias y la limpieza de los cadáveres de topillos en las infraestructuras de la CHD.

Asimismo, la Consejería de Agricultura y Ganadería publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) del pasado 28 de junio la disposición que autoriza el volteo o arado del suelo agrícola afectado para la destrucción de huras y disminución de la población de topillos situada en zona agrícola, medida que no afectará a los requisitos exigidos para que los agricultores puedan percibir las ayudas de la PAC. Desde la Junta de Castilla y León se asegura que, además de hacer un seguimiento activo de la población de topillo campesino y coordinar las medidas a realizar por las diferentes administraciones, se han emitido recomendaciones para el manejo del terreno por los agricultores con el objetivo de destruir las huras de este roedor y para establecer bandas de seguridad y limpiar los reservorios y vías de dispersión y así evitar el avance del topillo

Todas estas medidas, actuaciones y recomendaciones son analizadas y aprobadas por el Comité Científico de Roedores vinculado al Plan de Plagas Agrícolas en Castilla y León. Este es el órgano que asesora técnica y científicamente a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en lo referente a la lucha contra el topillo campesino, una guerra que se libra así en la tierra como en el cielo, ya que la instalación de cajas nido de rapaces se ha convertido en otro de los ejes de esta estrategia en la que trabajan de forma conjunta administraciones y expertos.