Juzgarán a una mujer en Palencia por usar datos de un extrabajador para eludir el pago de multas

Juzgarán a una mujer en Palencia por usar datos de un extrabajador para eludir el pago de multas

El fiscal pide tres años de cárcel para la ciudadana rusa, administradora de una firma de transportes en la que había trabajado antes el perjudicado

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

La Audiencia juzga el próximo lunes a una mujer rusa, I. N., administradora única de la empresa Nicotrans Dueñas SL, para quien el fiscal solicita una pena de tres años de prisión por un presunto delito continuado de falsedad en documento oficial en concurso con un delito continuado de estafa, después de que, supuestamente, utilizase los datos de un exempleado, T. P. K., cada vez que algún vehículo de la empresa excedía el límite de velocidad y la administración les requería para que identificasen al conductor, eludiendo así el pago de la sanción económica sobre la sociedad, que recaía sobre el perjudicado a través del correspondiente procedimiento de recaudación ejecutiva. Según el fiscal, no ha resultado suficientemente acreditado que V. N. tuviese participación en estos hechos.

Según el escrito de acusación del fiscal, durante 2008 y 2009, el perjudicado, T. P. K., de origen extranjero, trabajó como conductor para la empresa Nicotrans Dueñas SL, cuya administradora única era la acusada, aunque participaba en la gestión su esposo, V. N., siendo ambos partícipes de la sociedad. El domicilio de trabajo de la empresa coincidía con el del matrimonio, aunque el domicilio social estuviese en Salamanca.

En el momento en que el perjudicado empezó a trabajar para Nicotrans Dueñas, entregó a V. N. una fotocopia del NIE y otra de su permiso de conducir. En 2009, acabó la relación laboral entre el perjudicado y Nicotrans Dueñas.

En un expediente instruido por la Jefatura Provincial de Tráfico de La Rioja al haberse detectado el 9 de abril de 2009 a un vehículo propiedad de Nicotrans, conduciendo a 181 kilómetros por hora (cuando la velocidad estaba limitada a 120 kilómetros por hora), se requirió a Nicotrans para que identificase al conductor. I. N., a fecha 12 de mayo de 2009, identificó a T. P. K. como conductor, indicando como domicilio el de la empresa Nicotrans. En dicho domicilio, se notificaron a la propia I. N. el boletín de infracción y sanción, frente a los que presentaron escrito de alegaciones y recurso de reposición en los que I. N. falsificó la firma del perjudicado. Como fuera que las alegaciones y el recursos fueron desestimados, se embargó el sueldo del perjudicado por la AEAT en la cantidad de 180 euros correspondientes a la sanción.

En un expediente instruido por la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid, al haberse detectado el 26 de noviembre de 2010 al mismo vehículo, que conducía a 162 kilómetros por hora por la AP-62 (cuando la velocidad estaba limitada a 120 kilómetros por hora), se requirió de nuevo Nicotrans para que identificase al conductor. I. N., a fecha 4 de enero de 2011, identificó a T. P. K. como conductor, indicando como domicilio el de la empresa Nicotrans. En este caso, la sanción correspondiente fue notificada al perjudicado por edictos, sin que tuviera oportunidad de defenderse en el correspondiente procedimiento. En la vía ejecutiva se recaudaron al perjudicado 360 euros correspondientes a la sanción.

En el expediente instruido por la Oficina Territorial de Guipúzcoa, fue detectado mediante radar, un camión Renault perteneciente a Nicotrans el 7 de mayo de 2009 por la A-15, cuando circulaba a 93 kilómetros por hora, estando la velocidad limitada a 60 kilómetros por hora. Notificado el boletín de infracción a V. N., I. N. identificó como conductor a T. P. K., en fecha 10 de junio de 2009. A continuación presentó pliego de alegaciones y recursos de reposición, en los cuales falsificó la firma del perjudicado, desestimándose ambos y notificándose la sanción a I. N. en el domicilio de trabajo de la empresa. En la vía ejecutiva, la AEAT cobró a T. P. K., la cuantía de 180 euros.

En el expediente sancionador instruido por la Oficina Territorial de Tráfico de Guipúzcoa fue detectado un vehículo perteneciente a Nicotrans circulando a 145 kilómetros por hora (con velocidad limitada a 100 kilómetros por hora) por la N-1 el 25 de mayo de 2010. Notificado el boletín de denuncia a I. N., esta volvió a identificar a T. P. K. como conductor del vehículo. I. N. presentó escrito de alegaciones y recurso de alzada a nombre del perjudicado falsificando la firma.En esta ocasión, el recurso fue estimado por caducidad, por lo que el perjudicado no tuvo que pagar cantidad alguna.

 

Fotos

Vídeos