La Junta invierte 1,9 millones de euros en mejorar la carretera de la Ruta de los Pantanos

Presentación del balance de las obras en la P-210 correspondiente a la Ruta de los Pantanos al consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones. /El Norte
Presentación del balance de las obras en la P-210 correspondiente a la Ruta de los Pantanos al consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones. / El Norte

Las actuaciones en la P-210 han paliado los daños provocados por las condiciones de heladas y nevadas de esta vía de montaña

EL NORTEPalencia

La Junta de Castilla y León invirtió un total de 1,9 millones de euros en la renovación de la carretera P-210, conocida como Ruta de los Pantanos, que va desde el municipio palentino de Cervera de Pisuerga hasta Velilla del Río Carrión.

Según el consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones, las actuaciones se desarrollaron en aras de mejorar la seguridad vial tanto para vehículos como para peatones, dadas las situaciones de nevadas y heladas del invierno, así como las actuaciones de los equipos de vialidad invernal, que conllevaron el deterioro del firme de la carretera de 55 kilómetros de longitud.

La sección pavimentada tiene aproximadamente 6,35 metros de calzada con un carril por sentido, sin arcenes ni bermas. Esta carretera fue acondicionada de manera integral en trazado y firme en toda su longitud hace aproximadamente quince años. La climatología invernal y las circunstancias derivadas de ella han deteriorado el firme de la vía; tanto es así que el temporal que azotó la Montaña Palentina en febrero de 2015 fue muy significativo y aumentó considerablemente los daños en el firme de la misma.

Por tanto, la Junta consideró necesaria esta actuación de renovación superficial del firme en todo el trazado con el fin obtener una rodadura adecuada y segura a los vehículos y evitar que el deterioro del firme afecte a toda su estructura, explicó el consejero durante una visita a estas actuaciones, a su paso por la localidad palentina de Triollo.

La actuación consistió esencialmente en el extendido de una capa de mezcla bituminosa en caliente de cinco centímetros de espesor en toda la sección y longitud de la carretera, es decir en los más de 55 kilómetros que tiene la vía. En las travesías, intersecciones y zonas singulares se realizó un fresado previo del pavimento existente antes del extendido de la nueva capa de rodadura. Para asegurar el mantenimiento de las condiciones de drenaje de los elementos funcionales de la carretera, se ha efectuado una limpieza integral de las cunetas y de las obras de drenaje existentes.

Las obras se remataron con la reposición de la señalización horizontal a base de marcas viales de color blanco a lo largo de todo el trazado. En las travesías, se restituyó las marcas viales correspondientes a pasos de cebra, aparcamientos, isletas, etc., con el fin de garantizar una adecuada seguridad vial tanto para vehículos como para peatones.

 

Fotos

Vídeos