Josune Caballero Trabajadora de Correos y sindicalista en CSIF: «Si Correos sigue privatizándose, los pueblos quedarán desatendidos»

La representante sindical Josune Caballero. /
La representante sindical Josune Caballero.

Desde el sindicato, analizan las cuestiones que afectan a los trabajadores y los cambios que se han dado en los últimos años

I. M.Palencia

Josune Caballero lleva 33 años trabajando en Correos, actualmente en el Centro de Tratamiento Automatizado (CTA) de Valladolid, y más de veinte como representante sindical del CSIF. Desde el sindicato, analizan las cuestiones que afectan a los trabajadores de Correos y los cambios que se han dado en los últimos años.

–¿Cuáles han sido los últimos ajustes de Correos y cómo han afectado a los carteros rurales?

–Todas las modificaciones responden a un proceso de privatización que lleva dándose desde hace años. Para obtener más beneficios, siempre se aprieta al sector rural porque es uno de los sectores menos rentables. Se plantean reducciones de plantilla, ampliaciones de las secciones de reparto y cierres de oficinas satélites. El año pasado, estuvimos realizando numerosas movilizaciones porque nos faltaba el apoyo de las subvenciones, de unos 280 millones de euros, que Correos recibe como Servicio Postal Universal. Con el cambio de gobierno, parece que el nuevo presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, está bastante abierto al diálogo, mandó los presupuestos a Bruselas y se les dio viabilidad. Si no los hubiéramos obtenido, el dinero se habría obtenido a través de los recortes.

–En marzo, Correos anunció un aumento de beneficios de un 284,7 %, ¿a qué se ha debido?

–Desde Correos, se han realizado convenios millonarios con Amazon y AliExpres y se han bajado los aranceles para responder al incremento de la paquetería. También adaptándose a las nuevas demandas del mercado, se ha trabado mucho en e-commerce. Por otro lado, se compró parte del Correo portugués, de modo que entre España y Portugal se abarataron mucho los envíos. Además, con Singapur se realizó una firma de convenios para fomentar y agilizar los envíos, dado que es uno de los grandes fabricantes de mercancías. Ahora, lo adecuado sería que estos beneficios se visen realmente reflejados en una mejora de las condiciones de los trabajadores.

–Con la actual situación política, imagino que haya demandas que se encuentren en un punto muerto, ¿a qué cuestiones están esperando que se de respuesta?

–Hay varias cuestiones que están en un impás. Un tema importante es la supresión de los sábados, y otra la de las jubilaciones anticipadas para laborales. Los funcionarios tienen movilidad interministerial y las jubilaciones pactadas, pero los funcionarios están en extinción, la mayoría de la plantilla son laborales fijos. Otra cuestión es la de la subida salarial, detrás de la que llevamos mucho tiempo. Hace unos ocho años que tenemos el salario congelado y lo que exigimos es que se adapte al trabajo realizado, y a los años empleados.

–Desde CSIF se denuncia que 19.000 de los 51.000 trabajadores de la empresa postal son temporales , ¿cuál es la situación de los empleados eventuales del servicio de Correos?

–Hay una parte importante de la plantilla que es inestable, con todas las dificultades que eso supone para los trabajadores. Ahora, en verano, evidentemente los trabajos eventuales aumentan. En relación a esto, acordamos con Correos en diciembre, y junto a otros sindicatos , un plan estratégico plurianual de consolidación para asegurar un número importante de plazas de personal fijo.

–¿Cuáles son las dificultades de una cartera rural eventual?

–El empleo eventual siempre es complicado por la falta de experiencia, pero en el caso de los rurales esto se nota aún más. En los pueblos, algunos callejeros están obsoletos y la gente muchas veces no indica las calles, solo el nombre, pero una cartera rural que está cubriendo unas vacaciones no va a saber dónde vive Juanita, si es la de la casa de ladrillo o la de al lado del lilar, aunque para un fijo sea algo ya evidente.

–¿Cuál es el servicio que Correos ofrece en los pueblos?

–En el medio rural, es un servicio muchas veces deficitario, pero que cumple una función social. Mientras Correos exista, seguirá dando sus servicios a todos los pueblos, pero si sigue privatizándose, quizá una empresa privada no estaría interesada por su baja rentabilidad.