Investigan a una mujer que llegó al hospital de Palencia con un aborto pero sin feto

Hospital Río Carrión de Palencia. /Antonio Quintero
Hospital Río Carrión de Palencia. / Antonio Quintero

El juez ha abierto diligencias para tratar de esclarecer qué ha ocurrido con el embrión y si la interrupción ha sido espontánea o provocada

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

La Brigada de Policía Judicial de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Palencia ha comenzado una investigación para tratar de determinar los motivos por los que una mujer acudió el pasado fin de semana hasta el Hospital Río Carrión de la capital palentina tras sufrir un aborto pero sin el feto.

Los hechos tuvieron lugar en la mañana del domingo, cuando la mujer se personó en el hospital tras un aborto, con la placenta pero sin el feto, con pérdida de sangre y en un estado de salud muy delicado, sin aportar ninguna explicación de qué había ocurrido y dónde estaba el embrión.

Por este motivo, los médicos de guardia del Hospital Río Carrión activaron el protocolo y avisaron a la Policía y al juez de guardia, que ha abierto una investigación para esclarecer qué ha ocurrido con el feto, los motivos del aborto, si este ha sido espontáneo o provocado (por ella o por otras personas), así como los meses de embarazo.

El Código Penal sanciona a quien practique un aborto sin que la mujer haya dado su consentimiento, o habiéndola forzado a ello usando violencia, amenaza o engaño. Se trata de una acción castigada con las penas de prisión de 4 a 8 años. Cuando el aborto se realice con el consentimiento de la embarazada, pero sin respetar el resto de los requisitos legales, las penas serán más bajas (de 1 a 3 años). A la mujer que se provoque el aborto o consienta que lo haga otra persona, fuera de los supuestos legales, se le impondrá la pena de multa. Esta se incrementará cuando el aborto tenga lugar después de la vigésima segunda semana de gestación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos