Investigados por el robo de 799 ruedas, 2.000 litros de aceite y tres vehículos en Palencia

Investigados por el robo de 799 ruedas, 2.000 litros de aceite y tres vehículos en Palencia

El Juzgado Número 1 instruye diligencias contra los cuatro integrantes de 'la banda del BMW' por los hechos en el concesionario

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Palencia investiga a cuatro hombres, G. F. S., R. B. H., C. R. I. y J. L. R. D., por su presunta participación en un robo que tuvo lugar en 2014 en el concesionario Palausa, situado en el polígono industrial de Palencia, en el que se sustrajeron un total de 799 neumáticos, 2.000 litros de productos químicos para coches y tres vehículos Citroën, todos sin matricular, valorado todo en 121.695 euros. En este sentido, el fiscal ha solicitado diligencias que se están practicando, entre ellas la declaración de uno de los investigados, J. L. R. D., conocido como 'El Pipi' y cabecilla de 'la banda del BMW', el 8 de noviembre ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Palencia, a través de videoconferencia, al encontrarse recluido en la prisión de Topas (Salamanca).

Los hechos por los que se investiga a los cuatro hombres se produjeron en la madrugada del 20 de marzo de 2014, cuando, desplazándose solos o en compañía de otros, en un turismo y en un camión se personaron en las instalaciones del concesionario Palausa, ubicado en la calle Italia de Palencia, donde accedieron a su interior mediante la fractura de tres de los bombines de cierre de las puertas traseras con una cizalla o maza.

Una vez dentro, se apoderaron de 799 neumáticos y de 2.000 litros de productos químicos para vehículos que, usando una máquina transportadora que allí existía, introdujeron en el camión. Asimismo, aprovechando que sus llaves de arranque se encontraban en el lateral de las puertas del lado del conductor, se apoderaron de tres vehículos de la marca Citroën, todos ellos sin matricular. Además, entre los vehículos existentes en el interior de las instalaciones se encontraba cerrado un vehículo de uno de los empleados del concesionario, en el que, tras romper la ventanilla y abrir el portón trasero, se apoderaron de una silla de niño, una gafas de sol, una bolsa de herramientas y un foco led, valorado todo en 548 euros.

Otros robos atribuidos en Mojados y Valladolid

Antes de su ingreso en prisión provisional el 29 de mayo de 2014, el fiscal considera que los cuatro investigados robaron también el 11 de abril de 2014 una furgoneta en un taller de Mojados (Valladolid) y distintos electrodomésticos de Worten que transportaba un camión aparcado en un restaurante; el 28 de abril de 2014, un total de 229 paquetes de Amazon del interior de un camión en las instalaciones de Seur en Valladolid; y el 1 de mayo de 2014, un vehículo Audi A-4 en un taller de Mojados. Ese día, intentaron robar también en un restaurante de Mojados, pero tuvieron que huir al ser descubiertos por agentes de la Guardia Civil.

A continuación, a los mandos del camión y de los tres vehículos robados, los autores abandonaron las instalaciones de Palausa sobre las 3:50 horas, maniobra que fue observada por un camionero que trabajaba en las inmediaciones y que siguió al camión hasta la avenida de Andalucía, apuntando la matrícula del mismo. El citado camión descargó parte de las ruedas y latas de químicos en una nave de Aldeamayor de San Martín (Valladolid), si bien, en la misma mañana del 20 de marzo de 2014, la Guardia Civil recuperó 720 ruedas y 1.200 litros de aceite de motor procedentes de la sustracción en Palausa, encontrándose en parcelas contiguas objetos procedentes de otras sustracciones. Los tres vehículos robados en Palausa se localizaron quemados el 24 de marzo en calles de Valladolid y de Laguna de Duero.

En cuanto al camión, tenía caducada la ITV desde 2010 y su último seguro era de 2011, aunque no había sido dado de baja en Tráfico y figuraba a nombre de M. Á. L. C. , familiar de S. L. G., detenida el 21 de mayo de 2013 junto a R. B. H., C. R. I. y J. L. R. D. en el marco de dos operaciones. Dicho camión fue empleado el 18 de febrero de 2014 en una tentativa de robo en la autovía A-6, en Tordesillas. El camión fue cargado con la mercancía sustraída, pero fue abandonado tras ser sorprendidos los autores –que huyeron a pie del lugar–, y tras quedar sin custodia, desapareció a la mañana siguiente.

El 20 de marzo de 2014 fue utilizado en el robo en Palausa, y el 21 de mayo de 2014, en otra tentativa de robo en el aparcamiento de una estación de servicio en la A-1, en el término municipal de Cilleruelo de Abajo (Burgos), y fue nuevamente abandonado al ser sorprendidos los autores, que huyeron a pie.

En el visionado de las cámaras de la estación de servicio se identificó a J. L. R. D., y en la inspección ocular del camión se halló un ticket de compra de combustible en una estación de servicio de la carretera AP-1, en el término municipal de Quintanapalla (Burgos), estación en la que, tras visionar las cámaras, se identificó a R. B. H.

Ese día, el camión quedó a disposición judicial y siete días después, el 28 de mayo de 2014, a las 23:00 horas en la rotonda de acceso al polígono industrial de Villamuriel de Cerrato, se dio el alto a un vehículo conducido por G. F. S. y en el que R. B. H. y C. R. I. ocupaban los asientos traseros. El asiento del copiloto estaba vacío, resultando ser el cuarto ocupante J. L. R. D., novio de la propietaria del vehículo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos