Ya nada impide al Ayuntamiento de Palencia comprar la Alcoholera

Alcoholera de Palencia./Antonio Quintero
Alcoholera de Palencia. / Antonio Quintero

Con el informe favorable del Consejo Consultivo y la resolución de las alegaciones, la Comisión de Urbanismo dará hoy el visto bueno para que se apruebe el jueves

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

No ha resultado fácil la tramitación, pero al fin, el Ayuntamiento de Palencia podrá sacar adelante la modificación del planeamiento urbanístico del barrio de Pan y Guindas que permitirá la adquisición del edificio de la antigua Alcoholera de la avenida de Cuba para su transformación en el futuro en centro cívico y cultural.

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Palencia se reunirá esta mañana, a partir de las 9:15 horas, para dictaminar la propuesta de aprobación definitiva de la modificación del Plan General de Urbanismo en el barrio de Pan y Guindas, en los artículos 90, 91, 92, 154 y 155. Así, la propuesta podrá incluirse en el orden del día del próximo pleno municipal, para que el Consistorio pueda de una vez dar los pasos necesarios para hacerse con el edificio de la Alcoholera y cumplir con una de las principales demandas de los vecinos de esta zona de la ciudad.

Para llegar a este punto de la tramitación, el Ayuntamiento ha tenido que superar numerosas dificultades urbanísticas y hacer frente a las alegaciones que han presentado contra el proyecto diferentes organizaciones, como la propia Asociación de Vecinos de Pan y Guindas, los partidos políticos PSOE, Ganemos y Podemos, además de Ecologistas en Acción.

La propuesta que se dictamina hoy en la Comisión de Urbanismo, además de la propuesta técnica de la Concejalía, incluye un informe de la Secretaría General del Ayuntamiento y otro más del Consejo Consultivo de Castilla y León, en los que se reconoce la legalidad del modelo de tramitación administrativa que ha elegido el Ayuntamiento para sacar adelante la propuesta, dado que las diferentes organizaciones que han presentado alegaciones expresaban sus dudas sobre la adecuación de la operación urbanística a las normas vigentes.

Con respecto a las alegaciones presentadas en contra del proyecto, el Servicio de Planeamiento y Gestión Urbanística del Ayuntamiento ha desestimado la mayor parte de la reclamaciones presentadas por los diferentes grupos, rechazándose todas aquellas vinculadas a los aspectos formales de la operación urbanística. Aunque sí se ha estimado una alegación (presentada por el PSOE, Podemos, Ganemos y los ecologistas) relativa a la superficie y los niveles de edificabilidad partidos en la parcela que se reserva para la posible construcción de un centro de salud en el barrio.

En el informe, se reconoce que ha existido un error en el cálculo de los aprovechamientos de la parcela destinada a equipamiento público, por lo que la ordenanza del Plan General de Urbanismo que hace referencia a este aspecto se ampliará con la introducción de un apartado sobre la construcción de nuevos equipamientos sanitarios.

De esta forma, se dará solución al problema que se planteaba en las alegaciones referido a que no habría espacio suficiente para la construcción de un centro de salud.

Asimismo, en el informe técnico de la Concejalía, aunque no se estiman directamente, sí se valoran de forma positivas unas alegaciones presentadas por la Asociación de Vecinos contra la apertura de unos nuevos viarios en el barrio, al entender que se iba a sobrecargar de circulación zonas que ahora estaban descongestionadas de tráfico. El Ayuntamiento indica que se valoran positivamente estas opiniones y que se reflejarán en los documentos que se elaboren sobre la regulación del tráfico y la movilidad urbana en la zona.

Una vez resueltas las alegaciones, con el informe de Secretaría General conforme y con el visto bueno también del Consejo Consultivo, que ha remitido un documento de carácter vinculante en el que se reconoce la operación como procedente, el Ayuntamiento puede ya llevar la modificación urbanística ala Comisión de Urbanismo de hoy, con el fin de que se incorpore al orden del día del pleno ordinario que se debe celebrar el próximo jueves, 17 de enero.

Pero aun con las correcciones incluidas y los reparos aceptados con respecto a la creación de algunos nuevos viarios, el contenido fundamental de la modificación urbanística no varía, y el Ayuntamiento podrá adquirir el edificio de la Alcoholera mediante un procedimiento de permuta de terrenos. Es decir, el Consistorio entregará a los propietarios del inmueble y de sus parcelas anejas otros terrenos no demasiado lejanos, a los que debe cambiarse la calificación del suelo para que puedan construirse viviendas.

La modificación urbanística se ha planteado fundamentalmente como instrumento para la adquisición del edificio de la antigua Alcoholera, ya que, debido a las cargas y embargos que afectan a sus propietarios, resulta prácticamente imposible una compra del inmueble. Se da además la circunstancia de que está calificado urbanísticamente como equipamiento privado, lo que significa que el Plan General de Urbanismo establece que es una terreno en el que pueden construirse supermercados o cualquier otro negocio particular, pero no un centro social de titularidad pública Así, ante la imposibilidad de adquirir la finca por los métodos normales, como una compra o una permuta, se ha planteado que se utilice la figura de la transferencia de aprovechamientos lucrativos, lo que se traduce en que el Ayuntamiento se quedará con la Alcoholera y un terreno posterior que estaba calificado como residencial, que se quiere dejar como espacio verde, y cederá a su propietario otras parcelas próximas a la avenida de Brasilia, en donde contará con la misma edificabilidad para viviendas y para el equipamiento privado que pierde.

El terreno que se transfiere era el inicialmente reservado para un hipotético centro de salud en el barrio, por lo que finalmente, la propuesta de modificación afecta a una tercera parcela situada junto a la calle Padilla, en la zona centro del barrio, que será la que se reserve para centro de salud y que deberá ser cedida en su momento a la Junta, por lo que se debe recalificar como equipamiento sanitario, puesto que ahora es un espacio libre de uso público y se usa como zona verde.