La iglesia de San Francisco se abre desde mañana a las visitas turísticas

Sepulcro de Don Tello, en el interior del templo. /Antonio Quintero
Sepulcro de Don Tello, en el interior del templo. / Antonio Quintero

La Diócesis quiere que el templo, limitado a la misa de los domingos desde la marcha de los Jesuitas hace un año, divulgue su valor patrimonial

LAURA LINACEROPalencia

La iglesia de San Francisco, situada en el centro de la ciudad junto a la Plaza Mayor, se reabrirá mañana al turismo durante los meses de verano para el disfrute de los palentinos y los visitantes. Desde que en junio de 2018, los Jesuitas abandonaran Palencia y dejaran el antiguo convento de San Francisco, la iglesia tenía limitada su actividad al culto con una misa los domingos. Sin embargo, la iglesia recobra vida de nuevo con la iniciativa que pone en marcha la Diócesis, que trata de que el valor patrimonial del templo sea más conocido, por lo que ha decidido abrirlo por las tardes durante los dos próximos meses.

La Compañía de Jesús había permanecido a cargo del convento desde 1871, cuando fue cedido en régimen de usufructo por el obispo de Palencia, aunque la presencia de los jesuitas en Palencia se remonta a 1577 cuando fundaron un colegio en los terrenos que actualmente ocupa el Seminario Mayor San José. Años más tarde, entre 1584 y 1599, construyeron la iglesia, que originalmente se dedicó a San Lorenzo y en la actualidad es la Virgen de la Calle, denominada popularmente La Compañía, precisamente porque ellos la levantaron.

Cuando los Jesuitas cerraron el año pasado la residencia, en la calle Martínez de Azcoitia, al otro lado de la iglesia, donde ahora se construye un bloque de viviendas; cerraron una presencia de 441 años en Palencia, aunque no consecutivos, ya que fueron expulsados en dos ocasiones, en 1767 y en 1836. La marcha de los religiosos, ocho en el momento de la decisión, fue arropada con múltiples muestras de cariño por parte de los palentinos, que incluso reunieron 1.300 firmas para agradecerles su labor de apostolado.

Con su marcha, la Diócesis decidió mantener el culto en la iglesia al menos un día por semana. Así, los sacerdotes diocesanos de la unidad pastoral del centro de la ciudad, de las parroquias de San Lázaro, San Miguel o Virgen de la Calle, son los encargados de ofrecer esas misas los domingos y días festivos.

Ahora, la Diócesis pretende impulsar de nuevo la difusión del templo más allá del culto semanal, por lo que la iglesia de San Francisco de la capital se abrirá desde hoy al turismo hasta el 15 de septiembre.

El objetivo de esta iniciativa es aprovechar la temporada estival, que goza de una mayor afluencia de turismo en la ciudad, para que los visitantes puedan disfrutar de esta joya histórica.

El horario previsto para las visitas es de martes a sábado, de 17:00 horas a 20:00 horas.

La entrada es totalmente gratuita, aunque la Diócesis ha establecido que se podrá aportar voluntariamente 1 euro para la conservación y mantenimiento del patrimonio. Serán visitas guiadas por un voluntario, aunque no serán teatralizadas.