Los hoteles y casas rurales de Palencia rozan el completo en el puente de Todos los Santos

Turistas de Ciudad Real fotografían ayer la fachada del edificio de Villandrando, en la Calle Mayor./Antonio Quintero
Turistas de Ciudad Real fotografían ayer la fachada del edificio de Villandrando, en la Calle Mayor. / Antonio Quintero

Las reservas de los grupos predominan debido al carácter familiar y de reunión de la fiesta

BÁRBARA RODRÍGUEZPalencia

España disfruta de un nuevo oasis de ocio con motivo de la festividad de Todos Los Santos, apenas veinte días después del Pilar. Este puente del 1 de noviembre, que se prolonga desde ayer hasta este domingo, se presenta como una oportunidad para disfrutar de un nuevo descanso, con un marcado sentido familiar y de retorno a los lugares de origen. El parón en los colegios es también un motivo para viajar y disfrutar de cuatro días de descanso. Por ello, los hoteles y las casas rurales se convierten en un agradable apeadero para este tipo de festividades, al acoger a todos aquellos que salen de su rutina para llegar a otras ciudades y pueblos, como es el caso de la capital palentina y la provincia, donde se prevén 67.000 desplazamientos extraordinarios de largo recorrido.

A pesar del carácter familiar y de reunión en memoria de los difuntos que caracteriza esta jornada, son muchos los que deciden irse fuera y hacer que hoteles cuelguen casi el cartel de lleno en sus instalaciones. «Estamos prácticamente al completo, llegamos a un 90% de ocupación ya desde el miércoles y hasta el domingo», señala el responsable del Hotel Rey Sancho, Raúl Pastor. Una tónica similar a la del Hotel Alda Centro, donde «la gente ha estado apurando mucho a reservar durante los últimos días y nos encontraremos en un 80% de ocupación», señala su encargada, Rocío Antón.

Son los grupos los que llenan los hoteles este puente de Todos los Santos. «Un 80% del total de las plazas ocupadas son grupos de más de cuatro personas», indica Pastor, algo que complementa el argumento de la responsable del Alda Centro, que señala que «esta festividad es más de estar en familia». Y es que nada tiene que ver con el pasado puente del Pilar, cuando los hoteles de la ciudad registraron un 100% de ocupación con predominio de reservas individuales y familias. Lo seguido de los dos puentes en apenas veinte días y que este primero de noviembre caiga entre semana con el viernes laborable, hacen que la festividad de Todos Los Santos sea menos turística.

Y para aquellos que han 'pedido' el día en el trabajo, las casas rurales también son una opción, pues, aunque pendientes del tiempo y con las recientes primeras incidencias meteorológicas del otoño, el medio rural sigue atrayendo adeptos a los que no les importa el frío y llenan los pueblos de gente.

Es el caso de Las Vacas, en Cervera de Pisuerga, donde «estamos al completo todos los días y el tiempo no es un inconveniente, porque a la gente le gusta y busca mucho entornos así», señala su propietario, Marcos Casado, que invita a «disfrutar del senderismo, de las rutas y los servicios de la casa por 35 euros la noche». Un lleno que también se repite en el alojamiento turístico que Marcos Casado regenta en San Felices de Castillería, donde «el lleno lo han hecho grupos de amigos».

Pero aún hay tiempo de recibir las últimas reservas a partir de hoy y para todo el fin de semana. Así lo creen en Villaluenga de la Vega los propietarios de los apartamentos La Fábrica, donde «los clientes están llegando a reservar de última hora aunque no creemos alcanzar el lleno del Pilar», hace hincapié José Ángel Sastre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos