Distintivos contra el acoso en los centros de ocio palentinos

Representantes de la Plataforma por los Derechos de las Mujeres, Chiguitxs LGTB+, y la Asociación General de Hostelería, durante la presentación de 'Ruleta musa'. /I. Macho
Representantes de la Plataforma por los Derechos de las Mujeres, Chiguitxs LGTB+, y la Asociación General de Hostelería, durante la presentación de 'Ruleta musa'. / I. Macho

Varias asociaciones por la defensa de colectivos discriminados se asocian con la hostelería para fomentar espacios empáticos e inclusivos

INÉS MACHOPalencia

Varias asociaciones palentinas por la defensa de colectivos discriminados se asocian con la hostelería para impulsar su compromiso contra el acoso en los espacios de ocio. La campaña 'la ruleta musa' quiere luchar contra las agresiones que mujeres, personas racializadas, homosexuales, bisexuales, transexuales o con diversidad funcional sufren reiteradamente en los locales de Palencia.

Para ello, Chiguitxs LGTB+, Transfeminalia y la Plataforma por los Derechos de las Mujeres, junto a la Asociación General de Hostelería y la Asociación de Empresarios de Hostelería se han propuesto identificar aquellos locales responsabilizados con la causa a través de un distintivo en forma de pegatina que se colocará en un espacio visible del establecimiento. La pegatina, además de recoger varios teléfonos de contacto a los que recurrir en caso de agresión, reconoce a este espacio como libre de violencias machistas, racistas y LGTBIfóbicas.

Los establecimientos que cuenten con esta pegatina deberán tener una acitud activa de tolerancia cero ante cualquier situación de agresión por motivos de género, orientación sexual o raza y actuar de forma contundente en caso de que se produjera. En caso contrario, podría retirársele el distintivo y el local dejaría de ser 'recomendable' desde la posición de estos colectivos.

La campaña despega ahora con la intención de asentarse durante las fiestas de San Antolín, «durante las cuales aumenta el número de agresiones de este tipo», aunque es un proyecto a largo plazo «que se espera que siga consolidándose con el tiempo y que favorezca la libertad de todos para disfrutar de un ocio empático e inclusivo», explica Pedro Azaola, presidente de Chiguitxs LGTB+.

Por el momento, hay más de una veintena de bares y restaurantes que ya se han sumado a la iniciativa, aunque «el plazo no caduca y estaremos abiertos a la anexión de cuantos más establecimientos, mejor», apuntan los representantes de estas asociaciones.