'Don Solomillón' sucumbe ante el Homer Simpson palentino

El campeón de España de retos de comida, Óscar Lera, finaliza siete de las ocho pruebas a las que se enfrentó en EE. UU. tras ganar la versión española de 'Crónicas Carnívoras'

Óscar Lera sostiene a 'Don Solomillón' antes de comenzar el reto./El Norte
Óscar Lera sostiene a 'Don Solomillón' antes de comenzar el reto. / El Norte
Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

Solo le faltó pedir de beber, albóndigas. El campeón de España de retos de comida en restaurantes, el palentino Óscar Lera, ha logrado meterse entre pecho y espalda a 'Don Solomillón', un monstruoso filete de vacuno que se hizo famoso a nivel internacional gracias a un episodio de 'Los Simpsons'.

Un filete de dos kilos de carne, una patata asada, un pedazo de pan, una ensalada y unas gambas a la gabardina. De eso se compone el reto del Restaurante 'Big Texan' de la localidad tejana de Amarillo y es lo que comió Óscar Lera en menos de una hora. En aquel mítico episodio de Los Simpsons, un camionero murió en el intento de acabar con 'Don Solomillón', pero este instalador electrónico de Palencia demostró por enésima vez que tiene un estómago a prueba de bombas e hizo lo que se esperaba de él: no dejar ni un pedazo en el plato. «Me puse las botas, y eso que la carne era bastante dura, con muchos nervios. Si fuese solomillo, sería hasta fácil de comer. Pero esta carne era complicada porque tenía que masticar con tanta fuerza que se me cansaba mucho la mandíbula», apunta Óscar.

La llegada del campeón español a este famoso restaurante no fue casual. Fue el premio que le otorgó la organización de la Liga de Restaurantes con Reto por ganar la edición del pasado año. Este hombre de 130 kilos convirtió su ingesta en una gesta en la final nacional del año pasado y obtuvo el privilegio de viajar a la Ruta 66 para participar en los retos de comida más impresionantes de EE. UU. «Estuvimos en ocho estados e hicimos un reto en cada uno de ellos», explica Óscar Lera, que presumió del saque palentino al otro lado del charco, y es que superó siete de los ocho retos a los que se enfrentó.

Menos de dos semanas para defender el título nacional

Óscar Lera defenderá su título de campeón de España de la Liga de Restaurantes con Reto el próximo sábado día 3 de noviembre en la localidad toledana de Yuncos, donde los veinte finalistas pugnarán por ganar un campeonato que va ganando adeptos año tras año.

Palencia estará representada por el campeón y otro paisano, dos palentinos con un estómago a prueba de bombas que saben bien cómo entrenarse para un campeonato de estas características. «El día antes hay que beber unos ocho litros de agua para que el estómago se acostumbre a la dilatación extrema que va a sufrir durante el campeonato», asegura Lera, que cree que este año tendrá una dura competencia. «Hay algunos que han comido verdaderas burradas para clasificarse. El año pasado fue la primera vez, pero ahora lo conoce más gente y vienen muchos dispuestos a ganar el viaje», explica.

Los participantes acudirán a la final a ciegas, sin saber qué necesitan para lograr el triunfo, pero las exigencias del año pasado pueden servir de orientación. El campeón comenzó su participación comiendo 15 hamburguesas en 15 minutos, después acabó con 25 alitas en 8 minutos para ganar el derecho a participar en la tercera prueba, que consistía en un plato variado compuesto por una tortilla rellena de carne picante, dos salchichas, dos croquetones, dos aros de cebolla y cuatro empanadillas que amenazaba con rebosar el apetito de los concursantes. Pero en esta ocasión no ganaba el que más engullese, sino el que se acercase más a comer la mitad del plato sin pasarse. El plato en cuestión pesaba 1.250 gramos, pero el que comiera más de 750 gramos acababa eliminado y todos sus rivales menos uno se pasaron de ingesta para dejar vía libre al palentino, que ganó a su último rival para rematar el concurso comiendo un 'brownie' casero bañado en sirope de chocolate con cuatro bolas de helado y nata. «A ver a qué me enfrento este año», se pregunta.

Lera regresó a tierras palentinas contento por la experiencia que vivió durante los nueve días que duró su viaje, pero asegura que le duele no haber hecho pleno de retos. «Me quedo con la 'espinita' de no haber conseguido todos. Me tocó hacer dos retos de pizza dos días seguidos y no pude con el segundo porque iba vencido después del primer día», se sincera el campeón, que se sintió derrotado en la mesa por primera vez durante una competición. «Nos teníamos que comer una pizza de cinco kilos entre dos en menos de una hora. La primera no nos costó nada, acabamos con ella en 25 minutos, pero la digestión fue insoportable y al día siguiente tocaba comer otra pizza y no pude con ella», recuerda Lera.

Esa segunda pizza pudo con él, pero este campeón de cuarenta años no ceja en su empeño de seguir demostrando que su estómago es comparable al de Homer Simpson, al de ese personaje de animación que es capaz mascar panceta en lugar de chicle por prescripción médica. Tal vez el padre de Lisa, Bart y Maggie pueda ser el comilón más conocido del planeta, pero en Palencia hay un hombre de carne y hueso que fue capaz de mirar frente a frente a 'Don Solomillón' y acabar con él, algo que ni Homer pudo hacer. «Y lo mío era carne, no un dibujo», incide el campeón nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos