Herrera se viste de color y sonrisas con Malabaria

Los participantes, con el espectáculo de bolos. /Nuria Estalayo
Los participantes, con el espectáculo de bolos. / Nuria Estalayo

La asociación juvenil Kaskabel celebra la decimocuarta edición de una muestra que llena de animación las calles herrerenses

NURIA ESTALAYOHerrera de Pisuerga

La Asociación Cultural Kaskabel volvió a llenar las calles herrerenses de colorido y espectáculos con la celebración de una nueva edición de Malabaria, la decimocuarta en este 208. El evento que se ha desarrollado durante este fin de semana ha vuelto a reunir a malabaristas, tanto aficionados como profesionales, con el entusiasmado público que no ha dudado en acudir en masa a las diversas actividades que han tenido lugar durante las jornadas del sábado y del domingo.

Exposiciones, talleres de circo y malabares, exhibiciones, pasacalles, globoflexia, espectáculos, risas y aplausos han formado parte del cartel de esta edición. Entre los artistas invitados este año se ha contado con la participación de Javier Ariza que el sábado ofreció su espectáculo 'Antes es mejor', que tiene como protagonistas a un Seat 600 y un torpe charlatán que tratan de llegar a Eurovisión. Ariza también participó como presentador en la gala de la noche sabatina, que contó asimismo con la actuación de varios artistas que mostraron al público su habilidad con los platos chinos, el hula hoop o su destreza en el antipodismo (malabares con los pies), entre otras acrobacias circenses.

En la mañana de ayer domingo, tras el desfile de malabaristas por las calles de Herrera, tuvo lugar el espectáculo 'La Chimba' de la compañía The Shester's con antipodismo, balones giratorios, monociclos, mazas, fuego y música, pero sobre todo buen humor. Por la tarde, le tocó el turno a Pablo Picallo con su 'Match Point', llegando el punto y final de esta decimocuarta edición con las curiosas figuras hechas con globos elaboradas por los miembros de la propia asociación Kaskabel.

Malabaria surgió hace 14 años por la gran afición que existía por los malabares en la localidad. Fue impulsada por la denominada entonces Asociación Juvenil Kaskabel y nació inicialmente como un encuentro de malabaristas. Desde hace tres años, debido al gran esfuerzo que supone la organización del evento y la reducción de los miembros de la asociación, ha pasado de ser un encuentro a ser un festival. No obstante, el objetivo de Kaskabel es regresar a los orígenes.

«Nos gustaría volver a convertirlo en encuentro, pero sobre todo lo que queremos es no perder este evento y la calidad que tenemos», señala Jaime Miguel, presidente de la asociación cultural, quien considera que Malabaria es «otra forma de hacer turismo con la llegada de artistas, quienes además de participar en el festival, conocen y recorren la localidad. Es una forma de dar publicidad a Herrera con este turismo circense», enfatiza.

Otro de los objetivos de la asociación es crear una escuela en la que los niños aprendan malabares, y también les gustaría ampliar la programación con más actos a lo largo del año que se sumen a Malabaria, su única actividad actualmente. Este festival circense cuenta con el apoyo del ayuntamiento herrerense y la colaboración de los comerciantes, además de la implicación de los vecinos que acuden y se divierten con las propuestas presentadas en el cartel de cada nueva edición.

Este evento herrerense ha formado parte de los top ten de los malabaristas de España, siendo uno de los primeros encuentros de profesionales y aficionados en ponerse en marcha y de conseguir congregar a un buen número de participantes y de artistas de gran nivel y reconocimiento. No obstante, hoy en día, el festival de artes circenses de esta localidad palentina, aún sin organizar encuentros de malabaristas, sigue estando muy vivo en Herrera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos