De esta granja de Palencia sale parte de la leche más vendida de España

Vacas en la explotación de Ribas de Campos, en Palencia. /Antonio Quintero
Vacas en la explotación de Ribas de Campos, en Palencia. / Antonio Quintero

Una granja de Ribas de Campos es la que más produce de Castilla y León para la marca más vendida

Palencia puede ser la segunda provincia de Castilla y León con un mayor número de cabezas de ganado bovino de leche, pero ese papel de segundona torna en el de campeona en lo referente al uso de la tecnología y de la genética en servicio de la leche. Son muchas las explotaciones ganaderas de la provincia que han conseguido mejorar los rendimientos de los animales y la calidad de la leche, pero si hay una que destaca por encima del resto, esa es la granja Finca Santa Cruz, en Ribas de Campos, un pequeño pueblo con 154 vecinos censados del que sale buena parte de la leche más vendida de España, la de la marca blanca Hacendado.

La Finca Santa Cruz, que pertenece a la Sociedad Anónima del Ucieza, cuenta con 1.508 animales, de los que se ordeñan 850, y con una frecuencia de tres veces al día. Tecnología como la nave ordeñadora, que gira sobre sí misma para sacar la leche de forma simultánea a sesenta animales, ha permitido mecanizar todos los procesos, pero el arduo trabajo de selección genética es lo que ha permitido a esta granja colocarse a la cabeza de Europa en lo referente a producción.

Una vaca normal suele reportar una media de unos 30 litros al día, pero los animales de Martín San Emeterio, que así se llama el encargado de la explotación, no son precisamente normales, ya que son capaces de generar una media en su conjunto que llega a los 45 litros por ejemplar y día, unos números que pocas granjas son capaces de conseguir.

El secreto del éxito de la granja que gestiona Martín San Emeterio se fundamenta principalmente en la pasión que tienen tanto él como su equipo, integrado por una veintena de trabajadores. «Lo primero que tiene que pasar es que te guste mucho tu profesión, lo segundo, es que estés dispuesto a invertir en genética y lo tercero, que utilices forrajes de alta calidad», afirmó San Emeterio.

300 hectáreas propias permiten a la Finca Santa Cruz abastecerse de ese forraje de alta calidad tan necesario, pero para conseguir una alimentación equilibrada para las vacas no solo hace falta alfalfa. Y es que, el ganado de esta imponente granja come también cada día maíz, soja, colza, un concentrado de pienso y unos 10 kilos diarios de bagazo de cerveza que compran a la fábrica de San Miguel, en Burgos. Este subproducto de la industria cervecera se genera del proceso de prensado y filtración del mosto obtenido tras la sacarificación del grano de cereal malteado. «La cebada lleva un digestión hecha después de la fermentación de la cerveza y eso ayuda a la vaca a digerir mejor la comida», apunta el ganadero.

Lactiber es la empresa que se encarga de la recogida y envasado de leche para Mercadona en León, Palencia, Zamora y Salamanca y su responsable de servicios técnicos ganaderos, Roberto Robles, asegura que hay muy pocas granjas en Europa como la de Ribas de Campos. «Las producciones están ahí y está claro que la granja que tiene una mejor producción de las que trabajamos es esta», incidió.

 

Fotos

Vídeos