«Frustrante» reunión con el consejero tras la eliminación de las guardias médicas de Barruelo

Protesta celebrada en Barruelo el sábado pasado contra el cierre de las urgencias. /El Norte
Protesta celebrada en Barruelo el sábado pasado contra el cierre de las urgencias. / El Norte

El centro de salud de Cervera de Pisuerga asume todas las urgencias de la zona

El Norte
EL NORTEPalencia

El alcalde de Salinas y representante de la FRMP en el Consejo de Salud de Castilla y León, Julián Aguilar, promotor de la iniciativa; el alcalde de Brañosera, Jesús María Mediavilla; la teniente de alcalde de Barruelo de Santullán, Maribel Martínez; la alcaldesa de Cervera de Pisuerga, Francisca Peña, y el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Guardo, Ricardo Varona, acompañados por asesores técnicos, se reunieron ayer en Valladolid con el consejero de Sanidad, Antonio Sáez; el gerente regional de Salud, Rafael López; el gerente de Área de Palencia, Felipe Mielgo y el director general de Asistencia Sanitaria, Alfonso José Montero, tras la situación de alarma generada con el anuncio por parte de los responsables de Sanidad de Palencia de la eliminación de las guardias médicas de lunes a viernes en el ambulatorio de Barruelo, dejando desasistida a una población estimada de 6.000 personas durante los meses de verano.

Los convocantes de la reunión incidieron en cómo «desde hace meses multitud de médicos y enfermeras de Castilla y León abandonan el Sacyl buscando mejorar sus precarias condiciones laborables». «Siendo la sanidad uno de los pilares básicos sobre los que se asienta nuestra sociedad actual, la sensación de desamparo de la población que habita el mundo rural de Castilla y León contribuye a agravar la preocupante situación de despoblamiento en nuestra comunidad», agregaron los representantes políticos de la zona norte de la provincia.

Por su parte, el PSOE calificó ayer de «frustrante y decepcionante» la reunión mantenida con el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, en la que el propio Sáez Aguado mostró «su incapacidad para dar solucionar a ninguno de los problemas sanitarios planteados en la zona norte de Palencia».

Al encuentro, que se alargó por espacio de más de dos horas, acudió también el procurador del PSOE Jesús Guerrero, que mostró desde el inicio su apoyo a las reivindicaciones de los alcaldes de la zona norte para que la Junta dote a las plantillas de los centros de salud de Guardo, Cervera y Aguilar de los médicos establecidos y no las deje en la mitad de efectivos por jubilaciones, traslados o bajas del personal. En concreto, en este estado de precariedad se encuentra en la actualidad la zona básica de salud de Aguilar de Campoo, que cuenta con 11 plazas de médicos y actualmente solo hay 5 y medio atendiendo a más de 10.000 habitantes de 7 municipios y 75 entidades locales menores. «La respuesta del consejero fue la ofrecida desde hace meses, que no hay médicos que puedan suplir estas bajas», afirmó Guerrero, que preguntó por el programa de incentivos para áreas rurales y periféricas de la comunidad para atraer tanto a médicos de familia como a especialistas, por ejemplo, en pediatría, que sigue sin estar cubierta la plaza de Guardo y que la Junta no ha materializado, al entender los procuradores que esta fórmula podría ayudar a cubrir las plazas de los centros de salud en el norte. «La respuesta en este caso fue muy ambigua, sin que finalmente se pusiera sobre la mesa ninguna medida concreta que pudiera hacer más atractivas estas plazas adscritas al medio rural», puntualizó Guerrero.

Desde el PSOE se aprovechó también la reunión para exigir al consejero de Sanidad que dé marcha atrás a la eliminación de las guardias médicas en Barruelo de Santullán por ser «extremadamente perjudicial» para sus 1.800 vecinos y para aproximadamente el doble de población durante los meses de verano. De la misma manera, se le pidió que establezca una fecha para reiniciar las guardias en caso de mantener la Consejería su posición y atendiendo al denominado carácter «temporal» que han anunciado. «Ante esta petición, tampoco el consejero fue capaz de aportar ningún tipo de solución ni fijar un plazo determinado en el que se pudiera retornar a la situación actual», concluyó.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, aseguró que el centro de salud de Cervera de Pisuerga mantendrá el servicio de guardia, aunque se suprime provisionalmente el que se había desdoblado en un consultorio local para facilitar la accesibilidad, de manera que los dos o tres pacientes que se atendían en ese centro de salud serán atendidos en Cervera.

Sáez Aguado insistió en que otras comunidades sufren las mismas dificultades de cobertura de guardias y sustituciones, un problema por el que se ha pedido repetidamente al Ministerio de Sanidad que adopte medidas.

El consejero recordó que en Castilla y León se han incrementado en casi un 30% el número de plazas de MIR para médicos de familia, así como se ha mantenido el trabajo durante unos años a médicos que llegan a la edad de jubilación, medidas «en las que se seguirá trabajando para suplir este problema».

De hecho, volvió a recordar la oferta de contrato a un especialista en medicina familiar que quiera trabajar en el punto de atención continuada de Barruelo.

 

Fotos

Vídeos