La presidenta de Gullón recibe emocionada la Banda de la Mujer Palentina

María Teresa Rodríguez, con el regalo del Ayuntamiento, con el alcalde y la concejala de Festejos. /Antonio Quintero
María Teresa Rodríguez, con el regalo del Ayuntamiento, con el alcalde y la concejala de Festejos. / Antonio Quintero

María Teresa Rodríguez, presidenta de honor de la compañía desde el pasado mes de junio, agradece a los palentinos el nuevo reconocimiento

J. Olano
J. OLANOPalencia

Por más premios y distinciones que acumule, la presidenta de honor de Galletas Gullón, María Teresa Rodríguez, no deja de emocionarse. Lo ha hecho este sábado al recibir la Banda Dorada de la Mujer Palentina durante la celebración del Día del Palentino Ausente, un reconocimiento que ha recogido con el compromiso de seguir creciendo en Palencia.

Tras el pregón, pronunciado por el ingeniero Roberto Martínez, responsable de ventas en la compañía cervecera AB-Inbev, y el homenaje a los representantes de las casas de Palencia en el exterior, la concejala de Cultura, Turismo y Fiestas, Laura Lombraña, ha impuesto la Banda Dorada de Honor a esta empresaria que ha presidido Galletas Gullón durante 36 años.

Una Banda Dorada que lucen las mujeres palentinas en recuerdo de la valentía de aquellas que se enfrentaron a las tropas del Duque de Lancaster y que hoy sirve para «destacar la labor que las mujeres palentinas realizamos para mejorar la vida dentro de nuestra capital y provincia», ha explicado Lombraña.

Por este motivo, el Ayuntamiento ha elegido este año a «una mujer humilde y sencilla», que con su esfuerzo y empeño personal, ha logrado que Galletas Gullón, una pequeña empresa de transformación agroalimentaria fundada en 1892 en Aguilar de Campoo se haya convertido en «un gigante» del sector galletero.

Un crecimiento del que es responsable, en gran medida, María Teresa Rodríguez, que el pasado mes de junio cedió el testigo de la Presidencia de la compañía a su hija Lourdes Gullón, que la ha acompañado en este acto. También ha indicado María Teresa Rodríguez, con el asentimiento de su hija, que la compañía galletera «vive un momento excelente», desmintiendo así los rumores de una posible venta.