El Mercado Medieval de Palencia se afianza como un reclamo de las fiestas

Inauguración del Mercado Medieval en el parque del Sotillo. /Antonio Quintero
Inauguración del Mercado Medieval en el parque del Sotillo. / Antonio Quintero

La cita del Sotillo, con 130 expositores, se convierte en escenario ineludible en el fin de semana dedicado al patrón

RICARDO S. RICO Palencia

Las gaitas del grupo gallego Abriceira se abren paso por Puentecillas, copado de público en dirección hacia el Sotillo. Sin duda, el Mercado Medieval se afianza, se reafirma año a año como reclamo en las fiestas de San Antolín. Con 130 expositores en esta edición, este viernes se inauguró la cita ferial de época, que, por vez primera, se desarrollará en fin de semana, dando respuesta de 12:00 a 22:00 horas a las peticiones de los palentinos de la capital y de la provincia.

El año pasado ya se dio un salto cualitativo con la ampliación de dos a tres días de mercado, con mayor cuidado de la decoración, ubicación de los puestos, programación de más actividades de animación y talleres para todas las edades y calidad de los productos que se ofrecen. Y todo ello, dando prioridad a los artesanos locales. En esta edición, según se señala desde Claxxon Producciones, que corre a cargo de la organización en colaboración con La Fragua de Vulcano, también se han introducido novedades, entre ellas dos paneles informativos con la información sobre el mercado, incluyendo un plano con la distribución por zonas y el horario de actividades, la edición de 500 carteles y 5.000 trípticos, la difusión en redes sociales desde el pasado día y la instalación de aseos portátiles.

Esos 130 expositores que se dan cita este año en el Sotillo se dividen por sectores en artesanía (abalorios, metal, madera, bisutería, aceites, piel, jabones, aromaterapia, piel…), alimentación (golosinas, almendras, pan, mermelada, pastas árabes, quesos, empanadas, chocolates, encurtidos, embutidos…) y restauración (brasería, crepería, kebab, tetería…). Uno de esos puestos es el de cervezasartesanas.net, de Valencia, donde María Ruiz se precia de ofrecer hidromiel, la bebida más antigua de la historia (a base de miel, agua y levadura para una fermentación controlada) y que vende las versiones clásica, tradicional, freyja (con frutos rojos) y doble miel de la marca Valhalla y sus. También tiene su propia marca, Maribirs, donde pone el 'puntito' valenciano a la bebida, con un suave toque de naranja.

En cuanto a los espectáculos los hay estáticos, itinerantes, para el público infantil y familiar, de fuego, de pirotecnia, de música medieval y árabe, cuentacuentos, teatro de guiñoles, circo, una exposición de cetrería, una caravana de burros y atracciones infantiles (como un tío vivo con asientos en forma de seta invertida que se mueve por pedales), hasta superar el centenar.

Uno de esos espectáculos lo ofrece Al-Folk, grupo granadino de música, danza y percusión especializado en la exploración del sentimiento místico en la música tradicional que floreció en Al-Andalus y se conservó en el norte de África. La música de la darbuka, el tabal y el ney se hace acompañar de una bailarina de danza del vientre, lográndose así un espectáculo lleno de magia, misticismo y sensualidad.

El Mercado Medieval ofrece también, como curiosidad, la parte más sádica de la época, con instrumentos de tortura acompañados de paneles explicativos que, por más que uno quiera, son imposible de no leer (el aplastadero, la silla del interrogatorio, el cepo, las jaulas gigantes...).

«El Mercado Medieval se erige como uno de las actividades más demandadas por los palentinos de la capital y la provincia y por los visitantes, que, en esta ocasión, hemos trasladado hasta el fin de semana precisamente por atender las peticiones de los ciudadanos», señaló el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, en la inauguración de la cita ferial.

«Esta edición, al igual que las anteriores desde que está este equipo de Gobierno al frente, no les costará un euro a los palentinos», apostilló el regidor, que animó «a todos los palentinos y a aquellos que nos visiten a que se pasen por una de las zonas verdes más queridas por los habitantes de la capital, como es el Parque del Sotillo, porque la variedad y calidad de todo lo que se muestra es digna de mención».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos