La fiesta vuelve a Valoria de Aguilar por San Miguel

Foto de familia de los vecinos./M. A. M.
Foto de familia de los vecinos. / M. A. M.

Los vecinos pudieron degustar unas tradicionales sopas de ajo a la castellana, junto con una variedad de carnes a la brasa

SERGIO MORENO MIGUEL

La llegada del mes de mayo es sinónimo de festividad para los agricultores y sus campos, así como para los habitantes de la pequeña y hospitalaria pedanía de la Montaña Palentina, Valoria de Aguilar, quienes celebraron la fiesta de su patrón, el pasado domingo, reuniendo a vecinos, familiares y amigos.

El fin de semana festivo comenzó el sábado por la tarde, con la popular barbacoa, a cargo de los jóvenes y última generación nacida en el pueblo. Los vecinos de Valoria pudieron degustar unas tradicionales sopas de ajo a la castellana, junto con una variedad de carnes a la brasa. Mayores y pequeños disfrutaron no solo de la cena, sino de la compañía y la fraternidad que les invade en fechas tan señaladas.

Diferentes momentos de la jornada festiva. / M. A. Miguel

Digerida la carne y consumidas las brasas, los vecinos de Valoria se ponían sus mejores galas para celebrar la popular misa y procesión, en honor a San Miguel Arcángel. Tras una misa en comunidad cristiana, a la que asistió parte de la corporación municipal de Aguilar de Campoo, las tallas de San Miguel Arcángel y la Virgen, lideraron la procesión, a hombros de sus fieles.

Tras la popular 'salve' a la Virgen, la misa cerraba su protagonismo en la fiesta, para dar lugar al tradicional aperitivo. Vecinos y amigos se reunieron entorno a la degustación de numerosos platos, con el fin de disfrutar del bocado y estar en comunidad con sus vecinos y allegados.

Terminado el encuentro y como dice el refrán; «Cada mochuelo a su olivo», San Miguel deberá esperar un año más, para verse a hombros de sus vecinos, bajo un deslumbrante sol de mayo.