El FICA cumple esta semana 30 años de apoyo al cine

Presentacion del Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar de Campoo (FICA)./El Norte
Presentacion del Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar de Campoo (FICA). / El Norte

El Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar cumple esta semana 30 años como una cita referente en cuanto a calidad y programación

Víctor Amor/ ICAL
VÍCTOR AMOR/ ICALPalencia

Hace tres décadas, un grupos de locos y enamorados del cine se embarcaron en generar una nueva propuesta para la Montaña Palentina, con el cine como protagonista. Así nace el Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar de Campoo, como una cita sencilla y humilde que se basó en acercar a los aguilarenses las mejores propuestas de los jóvenes creadores. «Aguilar ha sido testigo de las primeras carreras cinematográficas de muchos talentos emergentes, y eso es un lujo», explica su director, Jorge Sanz.

De hecho, la cita de Aguilar con el Séptimo Arte ha aspirado siempre a ser un trampolín para los nuevos valores del cine nacional, y ahora internacional, y para el propio sector de los cortometrajes, al que el director de la muestra palentina considera como «el verdadero cine independiente de nuestro país», y por el que, dice, desde el FICA se trabaja, año tras año, por engrandecerlo.

Ahora, con la solidez en la que se asientan las bases de esta cita cultural en 30 edición, el festival afronta esta edición con la que cumple 30 años como un momento de reflexión y de análisis de saber si el festival ha ido por el buen camino. «El festival tiene el presupuesto que tiene y hacemos lo que podemos. Hay que saber que esto vale más de lo que cuesta y lo vemos en la cantidad de trabajos que se exhiben de todo el mundo».

Precisamente, hace cinco años el FICA apostó por eliminar fronteras y erigirse como uno de los festivales de cortometrajes más importantes y con un perfil más internacional. Una apuesta que, según Sanz, «se está consolidando fuertemente» y que se entremezcla en la programación con los trabajos nacionales, convirtiendo a la cita en «un gran punto de encuentro». Todo ello, bajo el paraguas de ser seleccionadores para los Premios Goya. «Nadie pensaba en que llegaríamos tan lejos y durante estos 30 años, el festival se ha ido acomodando y haciéndose útil para la industria».

Así, la 30 edición del FICA afronta su futuro como un festival «con alma» que ha incrementado su número de proyecciones, año tras año; se ha hecho más internacional y asentado ya como referente para el género. Así, llega la treintena con 40 trabajos de los cinco continentes en la Sección Oficial, que se suman al total de más de 200 proyecciones que habrá en los espacios oficiales del festival entre el 4 y el 9 de diciembre. Dentro de una añada en la que se ha visto incrementada la presencia de realizadoras y en la que el festival ha apostado por ampliar hasta las 70 proyecciones la programación infantil.

Además, en esta edición, el festival ha decidido otorgar su máximo galardón de reconocimiento, el Águila de Oro, a los actores Javier Gutiérrez y Natalia Mateo, con el que se quiere premiar la amplia trayectoria de ambos y su trabajo en el sector de cortometraje. Así, estas dos personalidades ayudarán al festival a iniciar una nueva etapa, a la par que ellos se suman a una larga lista de nombres como Elena Anaya, Maribel Verdú, Iciar Bollaín, Gracia Querejeta, Ruth Díaz, Concha Velasco o Santiago Segura, entre otros.

 

Fotos

Vídeos