Su familia ocultó al joven que apuñaló en un ojo al exmarido de su pareja en Palencia

Vehículos de Policía Nacional, en el Juzgado de Guardia. /Antonio Quintero
Vehículos de Policía Nacional, en el Juzgado de Guardia. / Antonio Quintero

La Policía intensificó la búsqueda cuando un mediador urgió a su detención por temor a represalias de parientes de la víctima

El Norte
EL NORTEPalencia

Permaneció oculto, y sus familiares ampararon al joven de 25 años de etnia gitana que fue detenido por la Policía Nacional y que ingresó el miércoles en prisión, después de prestar declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Palencia, como presunto autor el 16 de septiembre del año pasado de las graves lesiones que sufrió en un ojo otro joven de 23 años, también de etnia gitana, en la plaza Rabí Sem Tob de la capital palentina. El joven de 25 años, residente en Palencia, fue localizado al parecer después de que un mediador gitano urgiese a la Policía a su detención por temor a represalias por parte de los familiares de la supuesta víctima.

Noticia relacionada

Al parecer, el agredido, que reside en Valladolid, había estado casado y tenía familia con una mujer que había sido desterrada y que vivía ahora en la capital palentina con el supuesto agresor. El joven de origen vallisoletano, hallándose en Palencia para dejar a su hija menor con su madre, coincidió con el agresor y le recriminó a este que tuviera una relación sentimental con su exmujer.

La refriega se saldó con el joven vallisoletano apuñalado en un ojo por el joven que reside en Palencia, ocasionándole este lesiones con un arma blanca o una herramienta, al parecer a través de la ventanilla de la furgoneta en la que estaba subida la víctima. Como consecuencia de las heridas, el joven vallisoletano perdió el ojo, un hecho delictivo que puede ser castigado con una pena no inferior a seis años.