La familia de bisontes crece en San Cebrián de Mudá

La nueva cría de bisonte, con su madre. /El Norte
La nueva cría de bisonte, con su madre. / El Norte

Nace otro animal en la reserva, que con la nueva cría hembra suma ya 16 ejemplares

El Norte
EL NORTEPalencia

San Cebrián de Mudá cuenta desde ayer con un pequeño nuevo habitante en la Reserva del Bisonte Europeo que se ubica en la localidad, después de que la pasada noche naciera una nueva cría de este animal, que está contribuyendo a generar biodiversidad y dar riqueza a la comarca. Se trata de una hembra, primera cría que ha parido uno de los ejemplares que permanecen en la reserva desde que esta abrió sus puertas en 2010 (llegó con 2 años) y que a punto estuvo de morir, pero que se ha ido recuperando poco a poco hasta haber dado a luz a esta cría, cuyo nombre todavía está por decidir (se hará una consulta por Internet)

La última cría hasta ahora nació en junio de 2018, y era además la primera que nació en los terrenos de San Martín de Perapertú, donde hay ahora diez ejemplares (tres de ellos machos, tres hembras y tres crías). Con la nueva cría nacida ayer, son 16 los bisontes que habitan en la Montaña Palentina, siete de ellos en la reserva (tres machos y cuatro hembras).

La veintena de hectáreas que componen la Reserva del Bisonte Europeo de San Cebrián de Mudá es una apuesta para la preservación de la biodiversidad en la Montaña Palentina y el principal objetivo del proyecto es la recuperación de esta especie histórica, de la que en el año 1927 no quedó ni un solo ejemplar en libertad. Las instalaciones no constituyen una exposición o un zoológico, sino que al visitante se le da la posibilidad de contemplar a estos animales, pero nunca la certeza.

Además, las visitas a la Reserva del Bisonte Europeo pueden realizarse de varias formas: caminando, en bicicleta, todoterreno, a caballo o, en invierno, con raquetas de nieve.