Fallece el artesano de calzado Pedro Lozano

Pedro Lozano. /Antonio Quintero
Pedro Lozano. / Antonio Quintero

El zapatero trabajó más de ocho décadas en Palencia y en el 2011 fue reconocido con la Medalla al Mérito en el Trabajo

EL NORTE Palencia

El artesano del calzado Pedro Lozano ha fallecido hoy en Palencia. El funeral se celebrará a las 13 horas de este sábado en la iglesia de San Lázaro y la misa de familia en el mismo lugar a las 20 horas. Aunque no llegó a nacer en Palencia, sino en la ciudad de Valladolid, a los pocos días ya se había trasladado hasta la capital palentina, en donde a lo largo de casi ocho décadas Pedro Lozano fue forjando su propia leyenda en el mundo del zapato artesano. No en vano, algunas de sus creaciones pueden verse en algunos de los mejores museos del calzado, como los de Elda o Barcelona.

Y esta trayectoria profesional, jalonada de éxitos, como la concesión en 1977 del diploma de artesano distinguido por la Obra Sindical de Artesanía, se vio rubricada en el año 2011 con la entrega de la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, que entrega el Ministerio de Trabajo e Inmigración para destacar el mérito de una conducta socialmente útil y ejemplar en el desempeño de los deberes que impone el ejercicio de cualquier profesión. «Poco podía imaginarme a los 11 años cuando comencé a trabajar en el negocio de la familia, que con el paso del tiempo iba a poder ayudar a tanta gente con mis calzados ortopédicos. Es de lo que más orgulloso me siento», manifestó Pedro Lozano al recibir el galardón, un acto en el que reconoció que su habilidad la ha expresado siempre «con mis manos, dedicándome a la elaboración de calzado artesanal desde mi humilde taller de la calle de Los Soldados».

Lozano ha destacado asimismo que el proceso de creación de una pieza conlleva tres fases fundamentales: la elaboración de la horma, el corte y el montado y acabado. Las obras de Lozano se encuentran en los museos más importantes españoles del calzado, como el Museo del Calzado de Villalón de Campos (Valladolid), el Museo del Calzado Antiguo de Barcelona y el Museo del Calzado de Elda (Alicante).