La exigencia de innovación en las tapas reduce a 14 las casetas en las fiestas San Antolín de Palencia

Varios vecinos tapeando en año pasado en la Feria de Día, en el Parque del Salón. /Antonio Quintero
Varios vecinos tapeando en año pasado en la Feria de Día, en el Parque del Salón. / Antonio Quintero

Los hosteleros achacan las bajas a «el endurecimiento de las condiciones del Ayuntamiento»

JESÚS GARCÍA PRIETOPalencia

La celebración de las próximas fiestas de San Antolín podrían llegar con varios cambios con respecto a las últimas ediciones. La exigencia del Ayuntamiento de que las tapas sean más elaboradas ha servido para que se haya reducido el número de casetas en relación con el último año. Si en las pasadas ferias, ya se redujo de 21 a 17 casetas, este año serán solo 14 los hosteleros que dispongan de caseta, los que se han decidido a participar en la fiestas de San Antolín.

Una feria de día que podría tener los días contados después de que la concejala de Cultura, Turismo, Fiestas y Deportes, Laura Lombraña, suscribiese el convenio solo por un año, para estos sanantolines, en vez de por los cuatro que se venía haciendo en ediciones anteriores. ¿La razón? La asunción de medidas por parte de los hosteleros que redunden en una mejor calidad y mayor innovación de la Feria de Día.

La plaza de Pío XII podría ser una de las zonas perjudicadas

Desde la Asociación de Empresarios de Hostelería destacan que las zonas dedicadas a la Feria de Día, podría variar con respecto a otros años. «Muchos hosteleros están acostumbrados a estar en un lugar en concreto y no quieren desplazarse», afirmó Jorge Luis de Miguel, destacando que aún se ha de conformar una nueva reunión en la que se pormenoricen algunos detalles. «Debemos estudiar como repartir las casetas y si finalmente quedan en dos o tres zonas. Lo ideal para nosotros sería que fuesen repartidas en dos zonas, una en el Salón y otra en la Plaza de los Juzgados», señaló de Miguel, sugiriendo que de esta manera la plaza de Pío XII se vería afectada y no contaría este año con la feria de tapas.

Una disminución de lugares acorde al descenso de casetas previstas para este año, pese a la disminución de casetas desde la asociación confían en que haya un buen número de visitantes a la Feria de Día. «Esperamos que este año se multiplique el número de personas en la calle con respecto a años anteriores», concluyó de Miguel, confiando en que las casetas vuelvan a convertirse en el centro neurálgico de las fiestas de San Antolín durante la comida y la cena, pese al descenso del número de casetas anunciado por los hosteleros.

Si las propuestas no son novedosas y ayudan a dar un nuevo aire a la cita gastronómica, la iniciativa podría correr el peligro de no volver a celebrarse. Lombraña consideró que la Feria de Día se desgasta cada año fruto de la rutina, y demandó a los hosteleros más creatividad y más calidad en las tapas, así como otras actividades complementarias, para que la iniciativa continúe adelante en 2020. «Se han endurecido las condiciones», señaló Jorge Luis de Miguel, presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Palencia, que achaca a esta situación el posible descenso de casetas con respecto a otros años.

La Feria de Día, que se lleva celebrando en Palencia desde 2008, tendrá lugar este año entre el 30 de agosto y el 7 de septiembre y el horario será de 12:30 a 16:30 horas y de 20:00 a 1:00 horas, ampliable a la 1:30 horas los viernes y sábados. Un buen número de días en los que los hosteleros esperan aumentar los beneficios con respecto a otros años. Para Jorge Luis de Miguel, existe un inconveniente. «Estas fiestas seguramente tengan cuatro días bastante fuertes entre el 30 de agosto y el 2 de septiembre y luego habrá que esperar a ver que es lo que ocurre a partir del día de San Antolín, porque ese día se acaban los toros», señaló el presidente de la Asociación. Al mismo tiempo, de Miguel destacó que confía en que se den las condiciones climáticas. «Espero que acompañe el buen tiempo, no como ocurrió hace un par de años y haya una predisposición por parte de los palentinos para que se den unas buenas fiestas para todos», explicó.

Al mismo tiempo, los empresarios creen que las tapas y la bebida ejercerán como reclamo para llenar las calles de actividad durante los días de fiesta. «Las casetas siempre dan mucho ánimo a la calle, al igual que ocurre con las terrazas durante el verano. Confiamos en que se pueda disfrutar de los sanantolines como en otras ocasiones», destacó Jorge Luis de Miguel.

Para los empresarios de este sector existe una falta de formación alarmante en algunos casos, algo que no solo se circunscribe a las fiestas de San Antolín. «Los hosteleros que estamos trabajando en la actualidad tenemos que formarnos y prepararnos casi a diario», afirmó de Miguel. «La gente que se decide a coger un negocio de hostelería porque cree que es muy fácil poner vinos, muchas veces no sabe que este sector es muy laborioso», destacó de Miguel afirmando que «es muy difícil que continúen con el negocio durante mucho tiempo. Al final los que quedamos somos profesionales cualificados», explicó Jorge Luis de Miguel.

El Ayuntamiento presenta hoy el cartel de fiestas

El Ayuntamiento presenta hoy el cartel de las ferias y fiestas de San Antolín 2019. Unos festejos que este año arrancarán con los conciertos de Despistaos y La edad de oro del pop español el día 30 de agosto. Un día más tarde serán Demarco Flamenco los que deleiten con su música al público palentino. El día 1 de septiembre, la fiesta Megalatino volverá a traer hasta la ciudad los ritmos del sonido urbano. El día de San Antolín será el turno de uno de los conciertos grandes de ferias con Fangoria como protagonistas. Un día más tarde volverá el 'San Antolín Sonora'. El dueto Camela actuarán presentando sus grandes éxitos el próximo 4 de septiembre. El 6 de septiembre compartirán cartel el trío leonés Café Quijano y World Dance Music. Asimismo, un año más se sumará a la cita el festival 'Palencia en negro', entre el 4 y el 7 de septiembre.

Del mismo modo, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería, se congratuló por el cambio de horario en los conciertos de este año. «El Ayuntamiento por fin decidió adelantar los conciertos, con el fin de que la gente disfrute del espectáculo y posteriormente pueda tomarse una copa en los distintos establecimientos de la ciudad», señaló de Miguel. A falta de un mes para que comiencen las fiestas de San Antolín, los hosteleros aún tienen que cerrar varios puntos. «Todavía tenemos que reunirnos para concretar los últimos detalles en próximos días, pero tenemos que estar siempre concienciados en trabajar y ser profesionales para que todo salga perfecto», apuntó de Miguel que califica las fiestas como el evento del año en el que hay un mayor volumen de negocio.

El pasado año el precio de la tapa ascendió hasta los 2,80 euros, un precio que se mantendrá este año argumentando que se debe al escaso margen de beneficio que deja cada pincho a los establecimientos participantes en la cita.