Los empresarios de Palencia reclaman más suelo para crear tejido industrial

Nuevo aparcamiento en el polígono industrial de San Antolín, inaugurado el pasado verano. /Antonio Quintero
Nuevo aparcamiento en el polígono industrial de San Antolín, inaugurado el pasado verano. / Antonio Quintero

La CPOE y los sindicatos solicitarán al nuevo alcalde más metros cuadrados para que grandes empresas se instalen en Palencia o en los polígonos de Villamuriel o Venta de Baños

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Más metros cuadrados de suelo industrial para atraer a grandes empresas a la provincia. La Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales (CPOE) y los sindicatos lo tienen claro. No se puede crecer si no hay más espacio para que el tejido empresarial se instale en Palencia. En verano del año pasado, la escasez de suelo industrial en la capital propició que la empresa de automoción Euro System se asentara en el norte de la provincia, situación que no quieren que vuelva a repetirse. Una solución a este problema que azota a la capital vendría con acuerdos entre los ayuntamientos de la capital y los de las localidades del alfoz como Villamuriel o Venta de Baños. «Muchas veces los ayuntamientos se pelean por una empresa y finalmente no se han puesto de acuerdo. Estaría muy bien que llegasen a pactos por el bien de todos», señala el secretario provincial de CC OO, Luis González.

En la misma línea se muestra Julián Martínez, secretario provincial de UGT. «Los polígonos de Palencia se han quedado escasos. No podemos aspirar a empresas de gran tamaño», lamenta Martínez, que aboga por la inversión en otro tipo de infraestructuras. «Sí que tenemos empresas de gran valor añadido como las tecnológicas, que son de menos empleados, pero de más productividad. En ese sentido, hay que invertir en infraestructuras de redes para que vean que en Palencia sí que existe ese valor añadido», prosigue.

Todas esas ideas o posibles soluciones las recoge el presidente de la CPOE, José Ignacio Carrasco, que abre el abanico para que la despoblación y el éxodo rural no sigan castigando a la provincia. «El suelo industrial debe ser el que el empresario demande. No me pueden decir que ahí no me puedo fijar, porque estarían poniendo trabas al empleo y fomentando que mucha población deje sus localidades. Muchas veces lo solucionan mandándote al polígono más cercano, pero sería más viable si tuviera mi negocio en la misma localidad en la que vivo. Realmente, no necesitamos que las administraciones nos digan dónde nos tenemos que se asentar», remarca Carrasco.

Esta realidad preocupa a ciudadanos y grupos políticos, que parecen estar dispuestos a buscar una solución definitiva a un problema que existe en la ciudad en la última década. De esta forma, el pasado verano, el Ayuntamiento inauguró un aparcamiento con 200 plazas para dar respuesta a un contratiempo que venían demandando los empresarios palentinos.

Si controversia genera el suelo industrial, lo mismo sucede con los trámites burocráticos para constituir una nueva empresa en la ciudad. «Nos preocupa que el Ayuntamiento no tenga agilidad para la creación de nuevas empresas, sobre todo de las pymes. Palencia se ha hecho famosa porque el autónomo se ha arruinado antes de abrir el negocio. Abre, pide los permisos y tiene que esperar alrededor de cinco meses, por lo que le dejan sin margen para lograr beneficios. Hay que abrir nuevos negocios porque eso genera nueva economía y dinero», destaca el secretario provincial de UGT. «Nos prometieron que los trámites iban a ser mínimos. Un simple comercio muchas veces tiene que abrir sin licencias, porque los trámites se hacen muy tediosos y largos. La burocracia obliga a algunos empresarios a olvidarse de abrir su negocio», subraya Luis González.

Para el presidente de la CPOE, estos trámites se demoran excesivamente en el tiempo, principalmente por parte de la administración local. «Más del 80% del tiempo se pierde con los ayuntamientos, sobre todo con los grandes. Muchos empresarios pueden llegar a emplear hasta ocho meses para constituir su sociedad. Los funcionarios, en vez de centrarse en mirar papeles, debería intentar ayudar y poner soluciones a los emprendedores. Asesorarles para que puedan tramitar lo antes posible su actividad. Para muchos empresarios es la primera vez que se acercan a una ventanilla para crear una empresa. En Palencia tenemos muchos autónomos y pymes, no tenemos que poner más trabas», apostilla Carrasco, a quien le gustaría más cercanía con el emprendedor. «Queremos que desde la política se hable con los funcionarios para que expliquen que tienen que mejorar los servicios a los ciudadanos», prosigue.

En los últimos cien días, 103 empresas se han beneficiado de la exención de la tasa por licencia de apertura, bien por nueva apertura, por el cambio de ubicación del negocio o por el cambio de titular. A ese dato se suma el del periodo de pago medio a proveedores, que en estos momentos está en 38,7 días, según el informe de diciembre de 2018, cuando lo máximo que permite la ley es de 60 días.

Por su parte, los sindicatos solicitarán al próximo equipo de gobierno que potencie planes de empleo propios. «Pediremos que generen los planes de empleo necesarios a través del Ayuntamiento. Apostar por crear empleo con dinero propio. El empleo público es un parche para meses o años, pero hay que generar empleo», señala González, que centraría esas políticas entre los sectores más desfavorecidos. «Queremos que los jóvenes no se vayan de la provincia, además de potenciar el empleo para todos aquellos que tienen poca cualificación, sin olvidarnos de las mujeres», afirma el secretario provincial de CC OO. «Es necesario potenciar los planes de empleo local, pero no solo los que vienen financiados por la Junta. Pretendemos que el Ayuntamiento ponga un presupuesto para ampliar esos planes de empleo propio. Esperamos que el próximo gobierno asuma planes de empleo locales y propios. Ahora se necesita personal en jardines y en dependencia para las familias. Que amplíen servicios con personal propio», destaca Martínez, quien confía en que el Ayuntamiento no pierda capacidad de ingresos a través del régimen fiscal. «Si queremos tener servicios, tenemos que tener ingresos para que haya recursos públicos. Si rebajamos la presión fiscal, el ayuntamiento justifica que no tiene ingresos», resume.

Desde la CPOE confían en que la próxima legislatura, el equipo de gobierno separe el impuesto de la basura y no vaya unido al del agua. «Hay algún empresario que tiene naves vacías y que no quiere dar de baja el agua. En la lectura del contador se ve que no hay consumo de agua, pero sigue pagando la basura como si estuviera en activo. Si estuviera regulado, los empresarios podrían darse de baja del impuesto de basura y no pagar por algo que no generan», concluye Carrasco.