Empresa Familiar advierte de la incertidumbre que generan las dos citas electorales

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, conversa con el presidente de Empresa Familiar, César Pontvianne (derecha) y el director, Eduardo Estévez, antes de la clausura de la asamblea. /Brágimo-Ical
La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, conversa con el presidente de Empresa Familiar, César Pontvianne (derecha) y el director, Eduardo Estévez, antes de la clausura de la asamblea. / Brágimo-Ical

La Asamblea General de Socios de Empresa Familiar reunió en Palencia a más de un centenar de propietarios de las principales empresas familiares de la región

El Norte
EL NORTEPalencia

El presidente de Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL), César Pontvianne, ha advertido de que uno de los principales problemas de las empresas familiares en 2019 es la incertidumbre política que suponen dos convocatorias electorales, ya que complican «los planes a largo plazo». En declaraciones a los periodistas tras la celebración de la Asamblea General de Socios de Empresa Familiar, que reunió en Palencia a más de un centenar de propietarios de las principales empresas familiares de la región, Pontvianne señaló que este año se presenta «con muchas incertidumbres y riesgos» para los empresarios con dos citas electorales.

«Este es uno de los principales problemas que afrontan las empresas familiares en este momento», insistió, y explicó que «la incertidumbre hace muy complicado hacer planes a largo plazo».

Además, señaló que a la incertidumbre política del momento se suman otros problemas que tienen en común casi todas las empresas, como el talento o la financiación, pero con la diferencia de que sobre ellos se puede trabajar, cosa que no se puede hacer con la inseguridad política, según informa la agencia Efe.

Por ello pidió a los partidos políticos y a los grupos parlamentarios que «se pongan de acuerdo en los temas fundamentales para la comunidad», como la economía, la formación, el empleo y la despoblación, y les aseguró que pueden contar con las empresas familiares «para apoyar un proyecto común de región».

En cuanto a la situación actual, señaló que las empresas familiares en Castilla y León tienen una posición consolidada y de crecimiento, y que actualmente hay 155 firmas asociadas a Empresa Familiar, que representan el 22% del PIB de Castilla y León y tienen más del 20% dentro del PIB industrial, y que «quieren seguir creciendo y aportando». «Todas nuestras empresas quieren seguir en esta región y tenemos que seguir trabajando para que Castilla y León siga siendo atractiva para nosotros y nuestros colaboradores y para seguir atrayendo talento», incidió. Tras la Asamblea se celebró una jornada de trabajo que arrancó con la mesa redonda 'Mujeres de empresa: historias de éxito', en la que participaron la vicepresidenta de Cerealto Siro Foods, Lucía Urbán; la consejera delegada de Prosol, Rocío Hervella, y la directora general de Transleyca, Mar Casas.