«En diez años no habrá coches de combustión en los concesionarios»

Daniel Pérez carga su coche en la calle Becerro de Bengoa. /A. Q.
Daniel Pérez carga su coche en la calle Becerro de Bengoa. / A. Q.

La instaladora de puntos de carga de la ciudad augura que se acelerará el fin del diésel en España

Marco Alonso
MARCO ALONSO

Easy Charger es una empresa palentina que está instalando una red de carga rápida de vehículos eléctricos por las principales rutas de tránsito de España. Estos puntos se repartirán cada 150 kilómetros en las autovías y carreteras nacionales con más tráfico, en una estrategia que pretende hacer viables los viajes largos en coche eléctrico. Daniel Pérez es su director técnico y está convencido de que el mercado se encargará de acabar con los combustibles fósiles, sin necesidad de que el Gobierno interfiera.

Más noticias

–En 22 años solo se podrán vender coches eléctricos en España, si sigue adelante la línea de transición ecológica del Gobierno. Parece que su negocio está llamado a crecer...

–Sí, pero yo haría un matiz. Creo que en diez años vamos a dejar de ver coches de combustión en los concesionarios.

–¿Y cómo se va a llevar a cabo tan rápido la transición del petróleo a la electricidad?

–No será porque lo prohiba el Gobierno, será porque la gente los va a dejar de comprar. Las estimaciones hablan de que entre 2021 y 2025 se van a equiparar de precio los vehículos de combustión y los eléctricos. A día de hoy, es más caro el coche eléctrico que el de combustión, aunque se amortiza en un periodo de tiempo más o menos corto. Ese coste de compra inicial en los modelos de gama alta –como el Audi e-tron, el Jaguar e-pace o el Mercedes EQ– está equiparado al de sus competidores de combustión.

–Pero por mucho que estén equiparados con sus competidores, pocos pueden pagar los entre 80.000 y 90.000 euros que valen...

–Claro, pero en un año y medio vanos a ver que las gamas no tan altas, de 50.000 o 60.000 euros, se van a equiparar en coste también. A medida que suba la producción, bajarán los costes y, entre 2021 y 2025, el coche eléctrico utilitario del ciudadano de a pie, el que compramos todos, estará al mismo precio o incluso más barato que un diésel o un gasolina. El coste de fabricación del coche eléctrico es menor que el de combustión, si ahora mismo es más caro el eléctrico es solo por un motivo: porque se produce menos. Cuando vayamos al concesionario y nos digan que un coche eléctrico con 600 kilómetros de autonomía vale lo mismo que un diésel, optaremos por el eléctrico porque el precio por kilómetro es mucho menor.

–Actualmente solo hay veinte vehículos eléctricos en toda la provincia. ¿De verdad cree que se puede pasar de la nada al todo en tan poco tiempo?

–La gente cambia de coche cada 12 años de media y dentro de 20 años nos encontraremos con que todos los coches que haya circulando serán eléctricos porque serán más rentables. Así se cambiará la flota. Cada año aumentará la flota de vehículos eléctricos hasta que el 100% sean eléctricos.

–Ahora hay un punto de carga para cada coche eléctrico del parque palentino. ¿Cuando aumente el número de coches eléctricos la proporción de puntos de carga será la misma?

–No. Esos 22 puntos de carga no son para los usuarios de esos veinte coches. Son para que la gente que viene de fuera pueda cargar en la ciudad. El punto de carga llama a la gente de fuera. Hay palentinos que lo usan, como yo mismo, pero no es que cada coche necesite un punto de carga. El 90% de los vehículos se cargarán en los garajes y los puntos de la calle serán necesarios para que la gente que no tenga cochera pueda enchufar sus coches.

–Si la gente carga en casa, se le acaba a usted el negocio de los puntos de carga en la calle...

–Nosotros nos dedicamos a la carga pública. De los 27 millones de coches que hay en España, nueve duermen en garaje y el resto, en la vía publica y hay que cargarlos de alguna forma, en puntos como los nuestros o como los de otras empresas. Hay mucha gente que solo coge el coche en trayectos de Valladolid a Palencia y viceversa y esas personas rara vez van a necesitar un punto de carga público. Por eso no hace falta un cargador por coche. La mayor parte de la gente cargará en casa.

 

Fotos

Vídeos